Funsegur
Actualizado: 25/06/2022
InicioArtículosUn cementerio para los vivos

Un cementerio para los vivos

Un cementerio para los vivos

Vía: Autor: Agustín Muñoz / Opinión de Málaga

Parcemasa de Málaga, ha introducido algunas novedades que se encuentran ya operativas desde hace pocos meses y otras que están al caer. El gerente, Federico Suovirón, afirma que su principal objetivo es «prestar el mejor servicio a las familias». En este periodo de renovación total están desarrollando nuevos servicios para alcanzar dicho objetivo: el Grupo de Apoyo Psicológico, El jardín del recuerdo, la adaptación de un área para la comunidad musulmana o el nuevo cementerio animal son algunas de ellas.

El Grupo de Apoyo Psicológico:
Se llegó en 2013 a un acuerdo con la Universidad de Málaga (UMA) para que los alumnos, tanto de grado como de máster, pudieran hacer prácticas y mejorar su formación. Cada cuatrimestre pasan dos estudiantes. Además de Celia Gómez y Araceli Moreno, que son psicólogas emergentistas especializadas en counseling, se encuentra Leticia Aguilar y Ana Alba por las prácticas del máster.

Es un servicio gratuito para ayudar a pasar el síndrome del duelo. Lleva un año en pleno funcionamiento y ya hay datos: del 1 de febrero al 13 de julio de este año han tratado 808 orientaciones básicas y 516 intervenciones. La edad media general de las personas que acuden es de 50,37 años. Van más mujeres que hombres, lo que no significa que ellos no lo necesiten: 64,15% mujeres, 35,85% hombres. El psicólogo, José Luis Cortés, informa de que estas instalaciones han dado un plus de calidad a la empresa, pensando siempre en las familias.

Souvirón se refirió a la tendencia creciente a las cremaciones en detrimento de los entierros. «Málaga es la primera ciudad de España en número de cremaciones»: el 70% cremaciones y el 30% inhumaciones o entierros. Por ello quisieron dar una solución al deposito de cenizas.

El jardín del recuerdo:
El problema radicaba en que la cremación es un proceso muy rápido, los psicólogos afirmaban que la familia se quedaba sin referentes cuando esparcían las cenizas y llegaban a arrepentirse tras pasar el duelo. Pensando en ello se ha creado El jardín del recuerdo para depositar las cenizas debajo de un árbol que ya exista o que la familia quieran plantar en un jardín de cuatro hectáreas dedicado a ello. Comenzó a funcionar en el mes de enero de este año y cuenta con 12 cenizas.

En este jardín están implantando una novedad: colocar los restos de personas significativas de Málaga. Están tratando de traer los restos del pintor malagueño Dámaso Ruano. Estas personas incorporarán una placa, con algunos de sus hitos, en el caso de Ruano pinturas suyas, y un código QR con información sobre el personaje.

Aprovechando el espacio que ofrece Parcemasa, desde 2014 los estudiantes de escultura de Bellas Artes de Málaga exponen sus obras aquí. La idea es darles ese espacio para exponer y adquirir algunas de sus obras, como el Clausius de hierro dulce, creado por Ángel Escolano, Manuel León, David Moreno y Jesús Pérez, que ya se encuentra en el jardín. Todas estas novedades siguen la idea del gerente, «no puede ser un cementerio de esculturas del siglo XIX, esto será un jardín botánico que respeta el medio ambiente».

Más novedades:
Ya han pedido el primer borrador técnico para solicitar a la comunidad musulmana cuáles son sus necesidades y qué solicitan para adaptar dicha zona. Este proceso se ha retrasado por el ramadán aunque esperan continuar con la comunicación.

En septiembre quieren permitir la posibilidad de gestionar los asuntos funerarios a través de las nuevas tecnologías: que la familia pueda dar el pésame a través de las redes, ser informadas de un fallecimiento, enviar flores, etc. También en septiembre se espera desarrollar la posibilidad de potenciar la medicina biológica con una prueba de sangre para saber el mapa biológico del fallecido. Lo nuevo sobre el cementerio de los animales es que tendrá una entrada independiente con la opción a fosas, crematorio y la creación de un lugar para depositar las cenizas.

Parcemasa es el único cementerio de las siete ciudades más grandes de España que es público. Como dice Souvirón, «morirse en Málaga es más barato que en Granada».

Compartir:
Valorar este artículo