Actualizado: 21/01/2022
InicioDestacadosComienzan a retirar la lava en La Palma e intentarán recuperar una parte del cementerio de Las Manchas

Comienzan a retirar la lava en La Palma e intentarán recuperar una parte del cementerio de Las Manchas

Comienzan a retirar la lava en La Palma e intentarán recuperar una parte del cementerio de Las Manchas

Pasadas 48 horas desde la finalización de la erupción de lava en el volcán de Cumbre Vieja  -Ubicado en Los Llanos de Aridane, en el municipio de La Palma- se han iniciado las labores de recuperación al menos de una parte del cementerio de Las Manchas.

Era mediodía del pasado jueves 25 de noviembre cuando entraba la primera lengua de lava en el camposanto, cubriendo todas las sepulturas, y quedando todos los accesos totalmente inaccesibles. La efusividad y explosividad regresó al volcán Cumbre Vieja, luego de varios días de estabilidad. El cementerio de Las Manchas, se sumó a los iconos materiales destruidos por la voracidad de la erupción.

Ahora, representantes del Instituto Geográfico Nacional han tomado muestras en la zona que invade el cementerio para realizar pruebas y comprobar si es posible pensar en la recuperación parcial del camposanto, que había resistido durante 68 días antes de que la lava lo inundase.

En este ensayo, en el que han retirado cuatro metros de lava, los técnicos han comprobado que su temperatura oscila entre los 24 y los 120 grados centígrados y que la única presencia de gases es el del vapor de agua. Unos resultados “satisfactorios”, como apuntan desde el Cabildo de La Palma, ya que pueden significar el punto de partida para restablecer las comunicaciones entre Los Llanos de Aridane y Tazacorte.

Los trabajos continuarán en esta zona con la participación del arquitecto municipal del Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane, que certificará la situación de los edificios más afectados, y de los efectivos del PEVOLCA y la UME, que monitorizarán la temperatura y los gases de la lava.

El cementerio de Las Manchas había estado asediado por lava durante 59 días, prácticamente desde la segunda semana de la erupción. En el recinto funerario de unos 1.000 metros cuadrados, se encuentran aproximadamente unas 3.160 personas enterradas en las cerca de 5.800 sepulturas. 

Además, el Cabildo insular trabaja para instalar un nuevo horno crematorio

Compartir:
Valorar este artículo