Actualizado: 04/06/2020
InicioArtículosAda Colau se compra un coche de alta gama mientras los barceloneses luchan contra el coronavirus

Ada Colau se compra un coche de alta gama mientras los barceloneses luchan contra el coronavirus

Ada Colau se compra un coche de alta gama mientras los barceloneses luchan contra el coronavirus

Vía: Roberto Durán

Mientras los barceloneses se están muriendo por culpa del coronavirus y otros viven confinados en sus pisos de 50 u 80 metros cuadrados con sus hijos -de los que muchos saldrán arruinados o sin trabajo-, la alcaldesa de Barcelona Ada Colau tiene otras necesidades.

Ella, que siempre se ha declarado enemiga del vehículo privado y amante del transporte público, decide en plena crisis por coronavirus, comprarse un coche oficial de alta gama.

La alcaldesa comunista suma otra mentira a las muchas contradicciones que arrastra. Por ejemplo: ya no le preocupa incumplir la nueva normativa sobre ceremonias de entierros en plena pandemia del coronavirus. Tampoco le ha temblado el pulso a la hora de aumentar las tasas de cementerios y servicios funerarios en un 100% en plena crisis, originado múltiples quejas de los ciudadanos ante la Síndica de Greuges (Defensora del Pueblo) por su actitud profundamente inmoral. 

Colau no se ruborizar cuando niega el colapso existente con la presencia de más de 350 ataúdes en el depósito subterráneo de Collserola a la espera de ser incinerados. Ni siquiera le preocupa que el Ayuntamiento de Barcelona alquilase hace aproximadamente un mes un crematorio portátil para hacer frente al elevado número de incineraciones y resulta que el horno crematorio es pequeño y no caben los ataúdes.

Y por si fuese poco, ¿dónde habrá quedado la preocupación que mostraba la alcaldesa por la emergencia climática?, cuando a día de hoy, Crematorios de Barcelona están contaminando de manera constante el aire de la ciudad, por las continuas incineraciones por el Covid-19.

Nada de eso es importante para la señora Colau, nada vale nada. La comunista-podemita alcaldesa de Barcelona, ha decidido adquirir un nuevo coche y para ello el ayuntamiento ha firmado la adquisición de un vehículo de la marca Peugeot. Se trata del modelo 3008, Hybrid4, con un importe de 47.000 euros.

Supongo que Colau se debate entre sus múltiples contradicciones. No hace ni dos meses cuando propuso poner “más peajes para reducir el trafico privado en la ciudad”. Pero que cara más dura tiene usted señora alcaldesa, mientras los barceloneses sufre la pandemia con un futuro realmente incierto, su única preocupación es comprarse un cochazo. ¡Manda huevos!

Compartir:
Valorar este artículo