Actualizado: 04/12/2020
InicioEmpresasTanatorios de Córdoba contesta al obispo, “no nos oponemos a una despedida religiosa si lo autoriza la ley”

Tanatorios de Córdoba contesta al obispo, “no nos oponemos a una despedida religiosa si lo autoriza la ley”

Tanatorios de Córdoba contesta al obispo, “no nos oponemos a una despedida religiosa si lo autoriza la ley”

Tanatorios de Córdoba, una de las principales empresas del sector funerario de la provincia, ha destacado este jueves, respecto a la celebración de funerales durante el vigente estado de alarma, que “no nos oponemos a una despedida religiosa organizada por la familia”.

Al margen de su voluntad, las empresas funerarias deben actuar de acuerdo a la normativa que les afecta. Así lo ha destacado, en declaraciones, la gerente de Tanatorios de Córdoba, María Dolores Jiménez, después de que el obispo de Córdoba, Demetrio Fernández, haya lamentado en su carta semanal que las funerarias, “en estos momentos, tienen la tentación de no colaborar, quizá por la saturación del servicio”, y ahora no dan aviso a un sacerdote cuando se produce un deceso.

Ante esto, Jiménez ha insistido en que “Tanatorios de Córdoba no se opone a una despedida religiosa organizada por la familia, pero tenemos que cumplir la orden ministerial, y no organizamos la celebración de funerales hasta que cese el estado de alarma y según su regulación”.

De hecho, en la página web de Tanatorios de Córdoba, consultada, se informa que ha adaptado sus servicios, “en virtud de la orden de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía”, la cual, en base al artículo 10 del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, “ha dispuesto la prohibición de todos velatorios en Andalucía, independientemente de su celebración en instalaciones públicas o privadas”.

Asimismo, “se restringirá la comitiva para el enterramiento o despedida de cremación a los familiares más cercanos, guardando entre las personas una distancia de uno o dos metros, y se procurará evitar todo tipo de manifestaciones afectuosas, posponiéndose el culto o ceremonias” hasta que finalice el estado de alarma, y “tampoco se realizarán actuaciones de limpieza, ni intervenciones de tanatopráxia o de tanatoestética sobre ningún cadáver”.

Como consecuencia de ello, Tanatorios de Córdoba ya procedió al cierre de sus salas velatorio, aunque sus centros permanecen “abiertos al público, para realizar las gestiones documentales y operativas necesarias para la organización de todos los restantes servicios funerarios, que se seguirán prestando, como de costumbre y según las directrices puntuales que pudiera realizar la Administración competente”.

En consecuencia, “no se celebrarán responsos ni ceremonias personalizadas” en sus instalaciones, si bien, “con posterioridad a la situación actual”, Tanatorios de Córdoba retomará “la organización de aquellos actos que las familias soliciten”, pidiendo, por último a los clientes, que “entiendan la situación de emergencia en la que nos encontramos”, esperando que, en “la mayor brevedad posible”, puedan volver a prestar sus “servicios de la manera habitual”.

Compartir:
Valorar este artículo