Actualizado: 21/07/2018
InicioNoticiasEl futuro cementerio de O Carballiño ocuparía 1.150 metros 2 y estaría detrás del cementerio religioso

El futuro cementerio de O Carballiño ocuparía 1.150 metros 2 y estaría detrás del cementerio religioso

El futuro cementerio de O Carballiño ocuparía 1.150 metros 2 y estaría detrás del cementerio religioso

Vía: Faro Vigo

El futuro cementerio municipal de O Carballiño (provincia de Orense) ocuparía 1.150 metros y estaría detrás del cementerio religioso, en una parcela en la que a finales de la década de los 80 estaba proyectado construir allí un tanatorio para lo cual incluso se había ejecutado una excavación pero que al final no se construyó.

El arquitecto municipal trabaja en ello, para lo cual ya ha realizado las pertinentes mediciones, aún no existe proyecto, solo se está llevando a cabo un estudio y valoración de lo que costarían las obras. Y según el alcalde, una vez se disponga de este dato se podrá cerrar algún sistema de negociación con el dueño del solar.

El cementerio tendría acceso independiente, ya que no estaría conectado con el del Obispado, y constaría de una parte subterránea precisamente con motivo de dicha excavación en la que iría el tanatorio, en principio con tres salas velatorio, el depósito de cadáveres, los baños, varios nichos, y en la parte de arriba del tanatorio más nichos y los columbarios para las urnas. Están previstos más de 140 nichos y muchos columbarios.

En el entorno del actual cementerio hay mucho terreno para acometer una ampliación del actual o uno nuevo pero algunos propietarios pedían un precio muy elevado lo que ha estado retrasando este proyecto desde hace ya muchos años, y lo que incluso llevó al Concello a pensar en recurrir a las muchas propiedades con que cuenta de no lograrse ningún acuerdo.

En el cementerio del Obispado se vendieron en 2013 los últimos panteones disponibles. El precio de estos era de 3.200 euros, regulado por el Obispado. La última ampliación realizada fue hace más de 20 años por lo que ahora se hace necesario dar alguna solución a la falta de sepulturas.

El actual alcalde, Francisco Fumega, asegura que “es una necesidad que cada vez urge más” por lo que trabaja en cerrar una negociación para disponer de la superficie necesaria.  El alcalde espera a que el arquitecto municipal haga una valoración estimada del coste del proyecto del nuevo cementerio para que con este dato negociar un precio o permuta con el dueño del terreno.

Compartir:
Valorar este artículo