Actualizado: 21/07/2018
InicioInternacionalCuba tiene más 800 cementerios colapsados y envejecidos de los que 30 no se pueden ampliar

Cuba tiene más 800 cementerios colapsados y envejecidos de los que 30 no se pueden ampliar

Cuba tiene más 800 cementerios colapsados y envejecidos de los que 30 no se pueden ampliar

Con la reserva de la información llegada desde los medios oficiales de Cuba. Desde el Gobierno caribeño aseguran que se prevé construir más crematorios, planificar exhumaciones y ampliar límites en los terrenos que lo permitan, para hacer espacio en los más de 800 cementerios de la isla, en su mayoría “colapsados y envejecidos”,

La peor situación la llevan las provincias con gran densidad de población como la oriental Santiago de Cuba, que tiene 30 cementerios “colapsados sin posibilidad de ampliación”, y La Habana, donde 20 de sus 24 cementerios no pueden extender sus terrenos y tampoco realizan exhumaciones por falta de osarios.

En Matanzas, a unos 100 kilómetros al este de la capital, 31 necrópolis albergan “bóvedas particulares” en las no se pueden planificar las exhumaciones. El municipio especial Isla de la Juventud tiene el cementerio de Gerona, su capital, “totalmente colapsado sin posibilidad de ampliación”, por lo que se necesita construir uno nuevo. Según publica el diario gubernamental Granma.

La información la han dado después del último pleno de la Asamblea Nacional del Parlamento unicameral, en la que los diputados del régimen acordaron una serie de medidas para paliar la grave situación de los cementerios cubanos, que cuenta con una población cada vez más envejecida.

Al deterioro y falta de espacio de los cementerios se une la “insatisfacción” de la población por el deficiente servicio funerario existente, exclusivamente estatal, y con precios que no resultan accesibles para la mayoría de la población, si bien una práctica habitual es pagar extra a los funcionarios para agilizar los trámites

La baja capacidad de funcionamiento de los crematorios (nueve en todo el país), la falta de osarios, sumada a la pobre oferta de flores y las malas condiciones en la mayoría de las funerarias, donde los cubanos por tradición velan a sus muertos durante toda la noche.

Para paliar la situación, los diputados comunistas dicen haber acordado colocar entre las prioridades del Plan de la Economía de la isla a los programas de construcción de bóvedas, nichos y osarios, y la rehabilitación de necrópolis patrimoniales como la de Colón, en La Habana; Reina, en Cienfuegos (centro); y Santa Ifigenia, en Santiago de Cuba.

También aseguran que van a planificar inversiones para la ampliación de los cementerios que cumplan las condiciones y apresurar la construcción de nuevos crematorios. A los cubanos únicamente les queda esperar, esperar a ver si algún día se cumple alguna de las promesas que desde 1959 únicamente son falsedades de un régimen comunista. 

Compartir:
Valorar este artículo