Actualizado: 16/06/2021
InicioNoticiasLa rotura de la lápida de un nicho, deja al descubierto los resto óseos del cadáver

La rotura de la lápida de un nicho, deja al descubierto los resto óseos del cadáver

La rotura de la lápida de un nicho, deja al descubierto los resto óseos del cadáver

Las fuertes lluvias y viento que afectó, el pasado fin de semana, la isla de Las Palmas de Gran Canaria provocó un incidente escabroso en el cementerio del municipio de la Vega de San Mateo de Las Palmas, cuando una gruesa rama de un árbol golpeó la lápida de un nicho, la partió y quedaron a la vista los restos del muerto. Los vientos superaron los 140 kilómetros por hora pero no fue el causante de todos los males.

El ayuntamiento de la localidad ha explicado que el suceso debió suceder durante la noche. Cuando el encargado de la instalación se dio cuenta de lo ocurrido avisó a la Policía Local y a la Guardia Civil, esta última clausuró el camposanto y realizaron diligencias personales, ya que, se podían ver los restos óseos del  cadáver. La Guardia Civil localizó a los familiares del difunto para informarles de lo sucedido.

La conclusión del origen de este incidente pudo estar cuando, días antes, se abrió el nicho para enterrar a otro familiar y se cerró mal, unido al mal estado de los tirafondos, y el fuerte viento, todo ello provocó que la rotura de la rama del árbol golpease la lápida del nicho y al romperse, dejara al descubierto los restos del fallecido.

El temporal se ensañó con las instalaciones del cementerio ya que el lunes estuvieron durante varias horas el personal del servicio de limpieza y el encargado de la instalación adecentando y recogiendo los restos de hojas y ramas de los árboles.

 

Compartir:
Valorar este artículo