Funsegur
Actualizado: 25/06/2022
InicioInternacionalLas morgues de Venezuela están repletas de cadáveres porque los familiares no pueden pagar el entierro

Las morgues de Venezuela están repletas de cadáveres porque los familiares no pueden pagar el entierro

Las morgues de Venezuela están repletas de cadáveres porque los familiares no pueden pagar el entierro

Vía: El Universal

Morirse en Venezuela cuesta un ojo de la cara. Si la situación económica venezolana parece complicada, el tema realmente se vuelve escabroso al momento de que una familia tenga que cubrir los gastos que implican el fallecimiento de un familiar.

Fuentes vinculadas a las funerarias señalan que el sepelio más barato cuesta aproximadamente 350.000 bolívares, (33.265 euros) lo que se traduce en que hacen falta casi cinco salarios mínimos, incluidos los cestatíckets, para cancelar el servicio funerario más barato de una persona, sin incluir la sepultura.

Sin embargo el promedio de los servicios funerarios económicos cuestan aproximadamente 420.000 bolívares, (39.917 euros). Monto que incluye el traslado desde la morgue, o casa, los permisos, el ataúd más barato una urna tipo C-4 de madera, la carroza, dos vehículos acompañantes, un servicio de cafería. Cementerio y  cremación tienen costos aparte.

Si la familia quiere hacer el servicio funerario en la casa, el precio baja un poco, llega a los 380.000 bolívares (36.115 euros) por el traslado de una capilla domiciliaria, sillas, además de los permisos.

Si los fallecidos están fuera de Caracas al precio debe agregarse un monto por concepto de transporte, que puede llegar hasta los 30.000 bolívares, (28.512 euros) dependiendo del prestador del servicio, todo es cuestión de negociar los montos.

En relación a los cementerios, los precios varían y la necesidad obliga. En el Cementerio General del Sur, no hay espacios a la venta en el área del camposanto central, el nuevo director prohibió esta comercialización, por lo que queda es entierros en el cerro.

En Guarenas, se encuentra el camposanto Jardines del Cercado, allí el precio arranca en 650.000 bolívares, (61.776 euros) pero a este monto hay que agregarle algunos «extras», como el precio de abrir y cerrar la tumba, el precio de la lápida y si está muy apurado un pago «especial» de 60.000 bolívares, (5.703 euros) para que el entierro se realice el mismo día, si no lo cancela, entonces tendrá que esperar entre dos y tres días, con lo que implica tener que pagar una cava refrigeradora por ese período mientras se cumplen los «trámites» exigidos por el camposanto.

El plan B sería pagar los 60.000 bolívares (5.703 euros) y poder realizar el sepelio al momento, claro que puede encontrarse con inconvenientes, como que la tumba esté inundada, por fallas en el sistema de drenajes del cementerio, lo que retrasará el entierro varias horas, en fin es un asunto de suerte.

En Caracas el cementerio del Este tiene sus espacios, que tienen un precio inicial de 900.000 bolívares,(85.536 euros) a eso deben incluirse servicios adicionales. Los cementerios de El Junquito y Antímano son de la alcaldía, las parcelas tendrían precios a partir de los 450.000 bolívares ( 42.768 euros)

En fin para hacer un entierro, se requieren al menos 700.000 bolívares. (66.528 euros). Los pobres no pueden enterrar a sus muertos, ni tampoco la pequeña clase media. Morir, se ha convertido en un lujo en Venezuela.

Compartir:
Valorar este artículo