Actualizado: 24/07/2021
InicioArtículosCementerio de Albacete, más ·habitantes” que Toledo Ciudad Real, Guadalajara o Cuenca

Cementerio de Albacete, más ·habitantes” que Toledo Ciudad Real, Guadalajara o Cuenca

Cementerio de Albacete, más ·habitantes” que Toledo Ciudad Real, Guadalajara o Cuenca

Vía: Autora: Llanos Esmeralda García / Digital Albacete

Estamos acostumbrados a reflexionar sobre nuestras necesidades, las aspiraciones o del devenir de los proyectos que afrontamos, pero un tema tabú indiscutible es la muerte. Y es que la historia de Albacete se escribe con los que aquí vivieron, cuenta de ello son los 85.000 fallecidos enterrados desde la fecha de inauguración del actual Campo Santo, que data de 1.879.

Reza un dicho popular “En el Cementerio de Albacete hay más gente que población tiene la ciudad”, esto es debido a que “en muchas ocasiones las familias optan por enterrar a sus seres queridos juntos”, detalla la concejal de Barrios, Pedanías y Cementerios de Albacete, Llanos Navarro.

Un cementerio el de Albacete que cuenta en la actualidad con unas 47.000 sepulturas, entre nichos, fosas y panteones, siendo la gran mayoría nichos. Pero para encontrar a un familiar o allegado entre tanta sepultura “existe un registro informático que ubica perfectamente a la persona en el cementerio” especifica Navarro, es más “actualmente la mayoría de las personas que están en el Campo Santo están identificadas”.

El cementerio albaceteño registra en su mayoría inhumaciones, enterramientos, así como las pedanías de Santa Ana, Argamasón y el Salobral que aunque tienen su propio cementerio le presta el servicio el albaceteño, así durante 2014 se registraron en torno a 980 personas enterradas en nicho, en fosa o en panteón explica Navarro de las que 45 inhumaciones tuvieron lugar en las pedanías y el resto, 935, en el cementerio de Albacete.

En la actualidad, el cementerio de la capital cuenta con una superficie de más de 115.000 metros cuadrados distribuidos en nueve patios, una superficie insuficiente para la demanda que alberga la ciudad, por eso desde el Ayuntamiento han decidido y así lo ha dejado saber la concejal de Cementerios “está prevista realizar una ampliación de 82.000 metros cuadrados. Hay que hacer ya una zona nueva, puesto que el cementerio tenía una zona antigua que se amplió y que completamente terminada ya no cuenta con espacio”. El cerramiento perimetral de esta superficie para la ampliación está prácticamente finalizado.

Tanatorio
Un servicio muy utilizado dentro del cementerio es el tanatorio, dispone actualmente de 12 salas de velatorio en unos 800 metros cuadrados y con una ocupación media de cuatro salas diarias, “está más que garantizado poder utilizar más de una sala, con lo cual en la actualidad la demanda está bastante cubierta”, explica Navarro. Además, el tanatorio alberga en su interior una sala de tanatoestética (acondicionamiento estético de los fallecidos), zonas comunes, servicio de cafetería y unidad de cremación (horno crematorio).

En este espacio se ofrecen tres servicios diferenciados: Velatorios, que han superado las 1.320 ocupaciones en 2014. Los depósitos en cámara frigorífica con alrededor de 40 servicios anuales y las ceremonias que se celebran en la sala general de duelos, donde se realiza la misa, y que en el año 2014 registraron unos 800 actos, de los que un 98% fueron actos católicos y el 2% restante se llevaron a cabo otros ritos.

Crematorio
El cementerio de la capital cuenta además con un crematorio de cadáveres y que en la actualidad realiza unas 445 cremaciones de media anuales. Como referencia, explica la concejal de Cementerios del Ayuntamiento de Albacete, en el año 1.993 fecha de la puesta en marcha de este horno se realizaron 18 cremaciones, “actualmente hemos superado las 5.000 cremaciones estando en la media nacional que supera el 32%”.

Sin recursos
Pero, ¿qué pasa con los que no tienen recursos para costearse un entierro? Sobre este respecto existe un convenio de colaboración con Acción Social del Ayuntamiento de Albacete con el que se ayuda de forma inmediata a la familia que carece de recursos económicos, incide Navarro que este “protocolo de actuación es muy rápido, se actúa, y a esa persona se le entierra de forma inmediata: Se le facilita ataúd, coche fúnebre, la misa y se le deposita en un nicho”.

Compartir:
Valorar este artículo