Actualizado: 26/10/2020
InicioNoticiasLa Asociación de Vecinos San José-Playa (Cádiz), denuncian problemas de salud pública debido al cementerio

La Asociación de Vecinos San José-Playa (Cádiz), denuncian problemas de salud pública debido al cementerio

La Asociación de Vecinos San José-Playa (Cádiz), denuncian problemas de salud pública debido al cementerio

Vía: Antonio M. De La Vega / La voz digital

Circulando por la calle San Juan Bautista parece increíble que estemos en Cádiz, a apenas unos metros de la playa. El viejo muro del cementerio que la encajona es lo de menos. Es una calle desordenada, con un constante trasiego de vehículos que aparcan en uno de sus laterales, dejando solo la posibilidad de caminar por una acera en la que, en determinados tramos, uno se va encontrando con una serie de hitos de hierro fundido colocados inexplicablemente en medio de la misma, con el inmenso solar de Los Chinchorros que lleva años acumulando desperdicios y sustos, una luz pobre, un pavimento descuidado…

Los vecinos de la zona que va desde la plaza Asdrúbal hasta la calle Doctor Fleming están cansados ya de pedir mejoras que no llegan. Desde la Asociación de Vecinos San José-Playa lleva años reivindicando una serie de cuestiones que creen de justicia, más aún teniendo en cuenta que pagan el tramo de contribución más alto de toda la ciudad.

Muchas cosas se aguantan porque a cambio la mayoría dispone de una vista privilegiada de la playa gaditana. Pero los problemas lejos de solucionarse van a más, y es que el retraso en la clausura y derribo del cementerio de San José está provocando nuevos problemas. La vicepresidenta del colectivo vecinal, María José González, advierte de que se están enfrentando a «un problema de salud pública».

Basta asomarse a cualquier ventana de los edificios que se levantan en torno al cementerio para comprobar como sus responsables han ido acumulando una inmensa montaña de tierra y residuos derivados del derribo de las cuarteladas en un lateral del campo santo.

Este lugar se ha convertido en un imán para insectos, palomas y gaviotas que remueven los desperdicios acumulados. Muchos ya no pueden ni siquiera abrir las ventanas y lamentan que, por más que lo denuncien, no parece que se les vaya a dar una solución a corto plazo.

Según dice la portavoz de la asociación de vecinos, «los técnicos justifican que se ha acumulado ahí el material del derribo de las cuarteladas porque es el único sitio del cementerio donde no hay nada en el subsuelo, y que con eso se van a rellenar las fosas una vez que se vacíen para hacer las exhumaciones que están pendientes».

Desde el Ayuntamiento justifican que se hace un mantenimiento correcto y constante de este enclave, con riegos permanentes para compactar bien la arena acumulada. Cierto es que no se atreven a dar fechas para solventar la situación del cementerio.

Consistorio y Junta hacen su propia interpretación del Reglamento de Policía Sanitaria Mortuoria de Andalucía, con lo que mientras los primeros afirman que no pueden hacer las exhumaciones hasta que se clausure el cementerio, los segundos dicen que no lo darán por clausurado mientras que no se realicen las exhumaciones. Mientras tanto, los vecinos seguirán reclamando limpieza, luz, orden y, sobre todo, poder abrir de nuevo las ventanas con tranquilidad.

Compartir:
Valorar este artículo