Actualizado: 24/10/2020
InicioNoticiasLos usuarios del cementerio de San Antoni denuncian la existencia de un osario al aire libre y a la vista de todos

Los usuarios del cementerio de San Antoni denuncian la existencia de un osario al aire libre y a la vista de todos

Los usuarios del cementerio de San Antoni denuncian la existencia de un osario al aire libre y a la vista de todos

Vía: Diaro de Ibiza

Denuncian la existencia de un osario “totalmente irregular” en el interior del cementerio de Sant Antoni en Ibiza (Islas Baleares), ya que se encuentra al aire libre, sin ningún tipo de cubierta ni cerramiento, es visible incluso por parte de quienes suban con una escalera de mano a renovar las flores de los nichos más elevados e, incluso, provoca malos olores durante el verano.

El osario en cuestión se encuentra, según informó el Diario de Ibiza, en el espacio que queda entre un bloque de nichos y un panteón. Dicho espacio, de poco más de un metro de ancho por dos de largo y una altura de unos tres metros, está lleno de huesos humanos de todo tipo y bolsas con restos cadavéricos, de las que asoman tibias, fémures, vértebras y cabellos. Este espacio rectangular no tiene techumbre alguna.

Personas que tienen a sus deudos enterrados en el cementerio de Sant Antoni explicaron a este periódico que este osario existe desde hace bastante tiempo «porque los responsables del Ayuntamiento dicen que en la fosa común ya no cabe nada más». Tampoco descartaron que haya más depósitos de este tipo dentro del recinto o que incluso se utilice la basura general para sacar del cementerio restos humanos.

También expresaron su indignación por la insalubridad que representa esta situación y señalaron la normativa obliga a que los restos humanos que se sacan de los nichos periódicamente se depositen en zonas con las condiciones necesarias para preservar la higiene del cementerio.

Al parecer, estos hechos han sido manifestados al concejal responsable del cementerio, Vicente Costa, Maymó, aunque, según los denunciantes, no está previsto que se mejore la situación.

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Sant Antoni afirmó, en relación a estos hechos, que este depósito se trata de «la antigua osera común» y añadió que «la ubicación cumple con el reglamento de Policía Sanitaria y Mortuoria», si bien admitió que «no es una imagen agradable» la que proporciona esta acumulación de bolsas y restos humanos. En todo caso, el Ayuntamiento señaló que «las bolsas [con los restos] no están a la vista y se encuentran escondidas detrás de un muro».

Compartir:
Valorar este artículo