Actualizado: 11/12/2018
InicioNoticiasFunespaña reitera su deseo de construir un tanatorio-crematorio junto al cementerio de San Mauro

Funespaña reitera su deseo de construir un tanatorio-crematorio junto al cementerio de San Mauro

Funespaña reitera su deseo de construir un tanatorio-crematorio junto al cementerio de San Mauro

Vía: Faro Vigo

Los planes de la empresa Funespaña de instalar un tanatorio-crematorio en terrenos rústicos de su propiedad detrás del cementerio de San Mauro (Pontevedra) no tiene marcha atrás. Así lo aseguró el pasado jueves 4 el subdirector general de la empresa, José Vicente Aparicio, al gobierno local y a la plataforma de vecinos de A Parda que se opone desde hace meses a ese proyecto. Funespaña y opositores mantuvieron el primer encuentro en esta larga polémica, horas después de reunirse también con el concejal de Urbanismo, Antón Louro.

En ambos casos la compañía dejó muy claro su propósito de “seguir adelante” con un crematorio que comenzó a impulsar hace más de una década la empresa local Sempsa, hasta que fue adquirida por Funespaña, que esgrime que ya ha invertido, entre esta adquisición y las obras y trámites posteriores, alrededor de dos millones de euros, que se añadirían a los cinco que, al menos, costaría la ejecución del crematorio. Negaban así los rumores, difundidos desde el propio gobierno local, de que habrían renunciado al proyecto.

José Vicente Aparicio, acompañado del director de operaciones, José María García, y otros responsables, expresó su “extrañeza” por la polémica surgida en torno a un plan que “cumple con todos los requisitos legales” y justificó la reunión de ayer con los vecinos en la necesidad de “ofrecer claridad absoluta” sobre estas instalaciones, “que parece que no hay”. Tras detallar que Funespaña gestiona 24 crematorios en España “sin ninguna pega”, aseguró que cualquier proyecto de este tipo, incluido el de Pontevedra “debe cumplir todas las normas y superar las revisiones legales, porque nos jugamos el prestigio de la empresa” y la confianza de “unos accionistas que nos piden explicaciones”, por lo que garantizó todas los cumplimientos ambientales.

La pretensión de la empresa es ejecutar el crematorio de San Mauro “cuanto antes, y si es posible comenzar las obras en 2015”, con un plazo de ejecución entre nueve y diez meses, si bien aguardarán a que el Concello saque definitivamente adelante sus normas urbanísticas sobre estas instalaciones antes de dar algún paso al respecto. Sobre esos trámites, Louro recordó que la modificación urbanística que impide su ejecución en suelo urbano, está pendiente de resolver las alegaciones y su aprobación definitiva por parte de la Xunta, pero no adelantó un plazo concreto para ello.

Aparicio explicó que Funespaña integró en su seno a empresas funerarias pequeñas, entre ellas Sempsa, “ya que tenía el proyecto pero no la capacidad económica para ejecutarlo”, pero la polémica surgida en Pontevedra obligó a paralizar el asunto y provocó incluso el “cierre temporal” de sus oficinas en la ciudad. Tras insistir en que la inversión en la ciudad sería de unos tres millones en obras y otras cantidades en proyectos e impuestos, Aparicio expresó su deseo de “dialogar con todos”, de ahí la cita de ayer con los vecinos, a la que se sumó también la de Louro.

Compartir:
Valorar este artículo