Actualizado: 01/10/2020
InicioNoticiasLa empresa concesionaria del Complejo Funerario de Torrero realizará obras en el edificio principal del tanatorio

La empresa concesionaria del Complejo Funerario de Torrero realizará obras en el edificio principal del tanatorio

La empresa concesionaria del Complejo Funerario de Torrero realizará obras en el edificio principal del tanatorio

La empresa concesionaria del Complejo Funerario de Torrero, Serfutosa, en Zaragoza realizará a partir del 7 de julio obras de mejora en el edificio principal del tanatorio, valoradas en 709.000 euros, que dotarán a las instalaciones de más medios y de más confort para los usuarios. Fuentes municipales apuntan en una nota que trabajos, que se realizarán por fases, tienen un periodo de ejecución de cinco meses.

La necesidad de introducir mejoras en el edificio A del Complejo Funerario de Torrero, construido en 1992, quedó de manifiesto hace tres años, cuando el Ayuntamiento de Zaragoza rehabilitó el viejo tanatorio y lo puso en funcionamiento, aportando dignidad y humanidad a un servicio fundamental para la ciudad, indican las mismas fuentes.

Las obras no van a alterar la estructura de las instalaciones, de 4.610 m2 de superficie construida, pero incidirán en la redistribución de los espacios y, sobre todo, en la decoración de las estancias, a las que se quiere aportar un clima de mayor tranquilidad y sosiego y más personalidad, como ocurre con las instalaciones contiguas del primer tanatorio, recuperado por el ayuntamiento en 2011.

Las reformas afectarán tanto a los velatorios como a los pasillos, la recepción, la cafetería o las dos capillas (actuales números 3 y 4), que se fundirán en una única sala con capacidad para 200 personas, ya que en las ceremonias su aforo queda siempre escaso. Esta nueva sala, junto con las dos que están operativas en el tanatorio B -de 180 y 211 plazas de aforo- se consideran suficientes para asumir la demanda del cementerio de Torrero.

La transformación prevista incluye el pintado de todo el edificio, al que se aplicará un revestimiento vinílico en color blanco, y se forrarán las paredes con láminas de madera de roble. Las obras se aprovecharán para dotar a todo el conjunto de tomas de voz y de datos, así como de pantallas de información en el exterior de los accesos a los velatorios.

También se reformará la cafetería, con un cambio de mobiliario y la habilitación de dos estancias o pequeños comedores en los que poder reunir a las familias con una cierta intimidad. Las obras comenzarán el lunes, 7 de julio, y se organizarán en seis fases de aproximadamente 25 días cada una para no alterar demasiado el funcionamiento del complejo funerario y sobre todo para poder hacer frente a la demanda que se produce en la ciudad.

Todos los trabajos que suponga ruido, molestias o que generen residuos se realizarán en horario nocturno y de lunes a viernes para no alterar el funcionamiento del complejo. Los operarios sí que podrán hacer durante el día otras tareas como las de medición e instalación de mobiliario, entre otras.

Compartir:
Valorar este artículo