Actualizado: 22/09/2020
InicioCuriosidadesArqueólogos descubren en China un yacimiento con panteones de hace más de 3.000 años de antigüedad

Arqueólogos descubren en China un yacimiento con panteones de hace más de 3.000 años de antigüedad

Arqueólogos descubren en China un yacimiento con panteones de hace más de 3.000 años de antigüedad

Vía: Antonio Madridejos / Diario de Córdoba

Un equipo de arqueólogos ha descubierto en un yacimiento del oeste de China los pantalones más antiguos conocidos hasta la fecha. Se trata de una prenda que, pese a una edad estimada de 3.000-3.300 años, según la datación por radiocarbono, muestra unas costuras y un diseño sorprendentemente modernos, con el corte ajustado a las piernas y la cadera.

Al parecer, los vetustos pantalones, que son dos y están fabricados de lana, se empleaban para montar a caballo en una época en que lo habitual eran las faldas y las capas. El descubrimiento, que se ha publicado en la revista Quaternary International se ha producido en unas excavaciones realizadas en el cementerio Yanghai, cerca de la depresión de Turfán, en la república autónoma de Sinkiang). El equipo lo encabezaban Ulrike Becky Mayke Wagner, investigadoras del Instituto Alemán de Arqueología.

Hasta ahora, los pantalones más antiguos tenían unos 2.400 años y se habían hallado en Nepal. Los autores del descubrimiento consideran que encontrar pantalones más viejos será complicado porque no es nada habitual que los tejidos sobrevivan tantos siglos sin descomponerse.

Tribus nómadas
Con el nuevo hallazgo, toma más fuerza la hipótesis de que los pantalones fueron un invento de tribus nómadas de Asia central. Frente a las capas y las faldas, los pantalones, que tenían un refuerzo en la ingle, les proporcionaban una protección efectiva de la entrepierna en los largos viajes a caballo. En cambio, según consideran los autores, muy posiblemente fueron incómodos para caminar.

Los dos pastores hallados en la tumba con los pantalones tenían unos 40 años en el momento de su muerte. Fueron enterrados con diversos objetos de cuero y metal. Los pantalones están formados por tres piezas cosidas de lana, una para cada pernera y una tercera para la entrepierna. El diseño final incluye aberturas laterales, cadenas de sujeción en la cintura y motivos decorativos en la rodilla.

Aunque sí fueron empleados por diversos pueblos germánicos, esencialmente como prenda de abrigo debajo de la túnica, los pantalones no empezaron a generalizarse en Europa hasta el siglo XVI, bajo la influencia de la cultura ecuestre otomana.

Compartir:
Valorar este artículo