Actualizado: 26/06/2019
InicioNoticiasEl mercado de la Flor de Vilassar de Mar calcula unas vender más de tres millones de crisantemos

El mercado de la Flor de Vilassar de Mar calcula unas vender más de tres millones de crisantemos

El mercado de la Flor de Vilassar de Mar calcula unas vender más de tres millones de crisantemos

Para el Mercat de la Flor i la Planta Ornamental de Catalunya, (Mercado de la flor, con sede en Vilassar de Mar, Barcelona), la jornada de Todos los Santos, a pesar de la crisis y la imposición tributaria asumida por el sector en el último año, sigue siendo una de las más importantes del calendario de ventas. Este año, los profesionales esperan vender tres millones de tallos, más otro medio millón de planta en maceta.

A lo largo del mes de octubre, y especialmente en esta segunda quincena, el volumen de venta se ve incrementado por la gran demanda que hay de productos ornamentales, entre los que destaca el crisantemo, tanto en flor cortada como en sus diversas presentaciones de planta en maceta, seguido del clavel, el gladiolo, las rosas y los elementos decorativos propios de esta época del año, como las calabazas.

Ante la gran demanda, durante estos días la oferta de crisantemo es muy amplia.

La llamada margarita de invierno cuenta con decenas de variedades, que hacen que se encuentre disponible en multitud de colores y formas. Además del clásico coronados , está el crisantemo de bola, el de araña o el de botón, en colores que van de los habituales amarillo y blanco, el rojo, el morado, el naranja, el rosado e incluso los multicolor.

La tradición decae

En cuanto a la planta de crisantemo en maceta, que se puede encontrar prácticamente todo el año, la gama es igualmente muy variada y se añade el hecho de que se trata de una especie muy agradecida, fácil de cuidar y de un alto valor ornamental. De hecho, en muchos países es una especie muy preciada para jardines públicos, por su espectacularidad y resistencia.

Aunque estos son días de facturaciones importantes , floricultores y productores de planta viva están ajustando cada vez más su oferta, ya que las ventas han ido bajando mucho en los últimos año , llegando a ser un 25% inferiores a las de hace 5 años. En general se cultiva menos flor, aún así se satisface plenamente la demanda.

La pérdida de la tradición de acudir al cementerio, junto con la crisis y la subida de IVA sufrida hace poco más de un año – por el que la flor y la planta viva pasaron a tributar del 8 al 21%- hace que tanto productores como mayoristas sean muy prudentes a la hora de cultivar o comprar género.

 

Compartir:
Valorar este artículo