Funsegur
Actualizado: 09/12/2022
Gesmemori
InicioDestacadosMusulmanes de Gerona denuncian que llevan dos años esperando un cementerio islámico

Musulmanes de Gerona denuncian que llevan dos años esperando un cementerio islámico

Musulmanes de Gerona denuncian que llevan dos años esperando un cementerio islámico

Musulmanes de Gerona denuncian que llevan dos años esperando un cementerio islámico

La comunidad musulmana de Gerona denuncia que llevan casi dos años esperando que el Ayuntamiento de la localidad les habilite un espacio en el cementerio municipal para entierros islámicos.

Además, critican que desde que hicieron la solicitud, y les ofrecieron unos terrenos en el Cementerio Nuevo, no se ha movido nada desde entonces. Dicen que el proyecto acumula una “lentitud excesiva” y reclaman a los responsables del Consistorio que muevan ficha para desatascarlo. Quieren reunirse con urgencia con el Ayuntamiento, para saber de primera mano los motivos por los cuales se ha retrasado la creación de un cementerio islámico, y reclaman a JxCAT ya ERC “un compromiso firme” para considerar este proyecto “prioritario” y asegurar que se lleve a cabo antes de que finalice su mandato.

La petición para que Gerona tuviera un cementerio islámico se hizo a mediados de abril de 2020 (en plena primera oleada por la Covid-19). La comunidad musulmana de la ciudad lo solicitó al Ayuntamiento porque las restricciones a raíz de la pandemia impedían repatriar a los difuntos (que era la manera de hacer habitual).

El Ayuntamiento de Gerona ofreció unos terrenos situados en el Cementerio Nuevo, que permitían cumplir con los rituales de entierro musulmanes (sepultar a los difuntos bajo tierra y orientados a La Meca). Según la comunidad, a principios de junio de 2020, el equipo de gobierno -entonces, tan sólo era JxCAT- se comprometió a poner en marcha pronto las obras. Pero todavía no han empezado.

«Sabemos que desde marzo del 2021 se dispone de un presupuesto, aprobado dentro del capítulo de inversiones municipales, y que ya se ha licitado y adjudicado la redacción del proyecto de obra», añaden los musulmanes. «Entendemos que el funcionamiento de las administraciones públicas suele ser lento; pero lamentamos que hayan pasado 23 meses y aún se nos prive de nuestro derecho a ser enterrados de acuerdo con el ritual islámico en nuestro municipio de residencia», dice desde la comunidad.

La comunidad musulmana reclama que se comprometan a que la ciudad tenga el cementerio islámico antes de terminar el mandato. Aseguran que la obra debe considerarse «prioritaria» y quieren reunirse urgentemente con el equipo de gobierno para hablar y conocer «de primera mano» los motivos de este retraso.

También dicen que no se les ha dicho nada en torno a “las deficiencias estructurales y de terreno” sobre el emplazamiento propuesto (porque el Cementerio Nuevo tiene déficits estructurales y se calcula que arreglarlos costaría medio millón de euros).

Compartir:
Valorar este artículo