Actualizado: 04/08/2020
InicioDestacados“Con dos hornos en activo en el cementerio de Sevilla cubrimos con normalidad el servicio”

“Con dos hornos en activo en el cementerio de Sevilla cubrimos con normalidad el servicio”

“Con dos hornos en activo en el cementerio de Sevilla cubrimos con normalidad el servicio”

La delegada de Hacienda y Administración Pública del Ayuntamiento de Sevilla, Sonia Gaya, ha aclarado que la demanda diaria de cremaciones en el Cementerio de San Fernando de Sevilla se cubre “con absoluta normalidad”.

Gaya asegura que con los dos hornos en funcionamiento cubrimos la demanda existente y que la reparación del tercero, con una inversión superior a los 60.000 euros, se iniciará una vez que concluya el expediente administrativo que fue paralizado como consecuencia del decreto de estado de alarma por la pandemia Covid-19 y que debe culminar todos los trámites legales antes de adjudicarse e iniciarse las obras.

En un comunicado, tras las críticas del PP, Gaya ha explicado que a principios de año se aprovechó la reparación de un horno averiado para renovarlo en su totalidad con una inversión de 66.500 euros. Después, indica que se averió otro y la decisión fue abordar también una reparación integral, cuyo expediente se inició antes del estado de alarma, pero “tuvo que ser paralizado como cualquier otro trámite que conllevara una contratación pública no directamente asociada a servicios relacionados con la pandemia”.

“En todo momento ha habido dos hornos funcionando y con ellos se han cubierto y se siguen cubriendo todos los servicios de incineraciones que se solicitan. En cuanto al tercer horno, la previsión es que sea renovado en su integridad a lo largo de este verano”.

“Insisto. La tramitación administrativa debe completarse respetando todos sus plazos legales. No valen las prisas demagógicas del PP”, ha abundado.

Gaya ha explicado, asimismo, que la plantilla municipal de los jardineros del cementerio reinició los trabajos de desbroces tras el parón del estado de alarma, cuando dejaron de acudir a sus puestos de trabajo al estar considerados como un colectivo de riesgo.

“En todo momento se priorizó la salud de los empleados frente al contagio y, una vez reincorporados, retomaron todas sus labores, entre ellas los desbroces que estuvieron parados dos meses.

Compartir:
Valorar este artículo