Actualizado: 12/12/2019
InicioNoticiasUnos 500 vecinos de San Miguel de Salinas denuncian la instalación de un tanatorio en su barrio

Unos 500 vecinos de San Miguel de Salinas denuncian la instalación de un tanatorio en su barrio

Unos 500 vecinos de San Miguel de Salinas denuncian la instalación de un tanatorio en su barrio

Unos quinientos vecinos se manifestaron el pasado domingo contra la instalación de un tanatorio en el casco urbano del municipio de San Miguel de Salinas (provincia de Alicante).

El velatorio se ubicará en los bajos de un edificio habitado por familias, por ello los convocantes aseguran que esa activad “empeora gravemente”, las condiciones de vida y del barrios en general.

Los vecinos finalizaron su recorrido en las puertas del Ayuntamiento para exigir a al gobierno municipal (PSOE respaldado por un independiente e Izquierda Unida) que velen por el interés de barrio y no por “el lucro privado”.

Los vecinos se enteraron de la instalación de un tanatorio en el barrio, una vez iniciada las obras, ya que la ubicación de un velatorio en ese lugar no estaba prevista en los normas urbanísticas.

Según los convocantes “ese negocio supone una actividad molesta e insalubre, debido al constante paso de personas y vehículos que aumentará el ruido, las molestias y los problemas de aparcamiento para el vecindario”. Y añaden que “la manipulación de cadáveres en un edificio compartido por viviendas supondrá el riesgo de contraer enfermedades infecto-contagiosas”.

Y alegan que “lo correcto seria ubicar las instalaciones mortuorias, como los cementerios, fuera de los núcleos urbanos residenciales”. Además, manifiestan que se sienten “víctimas de una guerra comercial entre dos empresas rivales del sector en disputa por las cuotas del negocio de la muerte, ya que en un municipio, de escasos 6.000 habitantes.

Esta instalación se sitúa a poco más de un kilómetro de un tanatorio recién inaugurado, que se ubica en el polígono industrial; pero que pertenece a una empresa rival. Recalcan en un comunicado que la “Constitución supedita los intereses económicos a la buena convivencia ciudadana”.

Compartir:
Valorar este artículo