Actualizado: 29/01/2020
InicioNoticiasEternam traslada varios árboles de la zona donde construirá el tanatorio-crematorio de Sant Fruitós

Eternam traslada varios árboles de la zona donde construirá el tanatorio-crematorio de Sant Fruitós

Eternam traslada varios árboles de la zona donde construirá el tanatorio-crematorio de Sant Fruitós

La empresa se ha avanzado con los preparativos del terreno mientras espera que el Ayuntamiento de Sant Fruitós de Bages acabe de tramitar la licencia definitiva para construir.

Eternam Servicios Funerarios, la concesionaria que promueve una equipamiento con tanatorio y crematorio junto al cementerio de Sant Fruitós de Bages, provincia de Barcelona, ha completado el traslado a un nuevo emplazamiento de una veintena de árboles que ocupaban un espacio donde se ubicará el tanatorio.

El inicio de las obras, todavía pendientes de la licencia municipal, se prevé que den comienzo este verano. La licencia de obras menores que el Ayuntamiento le ha concedido se limita al movimiento de tierras y al traslado de los árboles.

Por esta razón, Eternam ha querido avanzar el trabajo y preparar el terreno para poder empezar a edificar, una vez tenga el permiso definitivo de obras.

Se trata de 21 árboles de especies y tamaño diversas. Hay desde tilos, abetos, encinas, y robles, hasta algunas acacias, olmos siberianos, o algún pino rojo. La mayoría miden entre 5 y 6 metros de altura, y el perímetro del tronco es de entre 30 y 60 centímetros.

La construcción del futuro tanatorio y crematorio de Sant Fruitós de Bages, acumula medio año de retraso respeto a las previsiones iniciales de Eternam, que atribuyen “a la lentitud con qué la Generalitat concedió la licencia ambiental». Ello ha provocado el retraso de trámites municipales para la licencia de obras definitiva.

Los árboles se replantarán definitivamente en el Parque del Recuerdo
Los árboles se integrarán en el futuro Parque del Recuerdo que conformará una área ajardinada de unos 15.000 metros cuadrados rodeando el equipamiento. El problema era que estaban situados justo en el recinto donde habrá la parte edificada, y se han tenido que desplazar unas decenas de metros.

Compartir:
Valorar este artículo