Actualizado: 12/11/2018
InicioCuriosidadesNuevos datos sobre la sacralidad y la cultura funeraria prehispánica

Nuevos datos sobre la sacralidad y la cultura funeraria prehispánica

Nuevos datos sobre la sacralidad y la cultura funeraria prehispánica

Vía: CGP/DICYT

Una investigación desarrollada en los Andes a cargo de tres científicos de Argentina, Reino Unido y Perú ha arrojado evidencia de una compleja asociación entre los asentamientos humanos y los monumentos funerarios, relacionada con los conceptos de muerte, veneración de ancestros y agua.

El estudio se ha realizado en rocas esculpidas y entierros subterráneos en torno al 1000-1532 después de Cristo en Kipia, un yacimiento prehispánico situado en las tierras altas de Ancash, Perú. El sitio contiene dos pequeños asentamientos, un centro cosmológico y un sector funerario de tumbas subterráneas.

El estudio revela la sorprendente relación entre los sitios ceremoniales y los enterramientos que sustentan los complejos conceptos andinos de muerte y renovación. Los autores prestaron especial atención al núcleo cosmológico del yacimiento, que está dispuesto alrededor de una serie de rocas talladas -huanca-, una huaca central (deidad/ancestro) y una tumba subterránea común. Se descubrió que las características del sitio pueden relacionarse con el paisaje circundante, un hecho nada común. El descubrimiento se complementa con datos bioarqueológicos de la tumba subterránea analizada o pukullo.

La importancia de Kipia radica en su papel como huaca local dedicada a la deidad en la que las manifestaciones manifiestas de vida y muerte, cohabitaron. A su vez, Kipia se vinculó a una red de otros sitios más grandes potencialmente sagrados, como los lagos. Kipia no era solo un lugar de depósito de fallecidos, sino un lugar de comunión entre los vivos y los difuntos.

Alexis Mantha, experto en Arqueología Andina de la Universidad de Montreal (Canadá), señala que este artículo ofrece un estudio de caso muy interesante y poco frecuente de un complejo paisaje ritual de Perú durante la última prehistoria andina. “Hemos examinado las intrincadas relaciones rituales entre el contenido óseo de una tumba subterránea (pukullo) y otras características del paisaje circundante, como un monolito de piedra (huanca), picos y lagos de las tierras altas”, detalla.

La comparación entre las tumbas excavadas del Período Intermedio Tardío (1000-1450 dC) son limitadas, especialmente las vinculadas a sitios sagrados importantes. Así, el estudio hace una valiosa contribución a una literatura muy exigua sobre el uso de tumbas colectivas en los Andes basado en la excavación y el análisis osteológico detallado. 

Compartir:
Valorar este artículo