Actualizado: 19/01/2019
InicioNoticiasEternam confía en poder iniciar las obras del nuevo tanatorio-crematorio de Sant Fruitós en septiembre

Eternam confía en poder iniciar las obras del nuevo tanatorio-crematorio de Sant Fruitós en septiembre

Eternam confía en poder iniciar las obras del nuevo tanatorio-crematorio de Sant Fruitós en septiembre

Eternam Servicios Funerarios, empresa adjudicataria de la construcción y gestión del tanatorio-crematorio en el municipio de Sant Fruitós de Bages, (provincia de Barcelona), ha solicitado la licencia ambiental, para iniciar las obras del que será nuevo equipamiento que quieren poner en marcha a finales de 2019.

La instancia de solicitud del permiso, junto con el de actividades, ha registrado su entrada en el Ayuntamiento, ahora es el Consistorio de Sant Fruitós quien lo enviará a la Generalidad para su evaluación. Quien dispondrá de tres meses para pronunciarse y posteriormente reenviarlo al ayuntamiento para su aprobación en el pleno municipal, y su posterior inicio de dos trabajos.

Eternam confía en poder superar el que sería último trámite para ejecutar el proyecto, después de que a principio de año ya solicitó la licencia de obres, que no se pudo hacer efectiva hasta que no dispusiesen también de la evaluación ambiental y de actividades. A pesar de las dificultades, confían en poder iniciar los trabajos a finales de agosto o septiembre.

El complejo funerario ocupará, según el anteproyecto, 11.000 m2 construidos junto al actual cementerio municipal, que también gestiona la concesionaria. La ejecución de las obras del nuevo tanatorio-crematorio podrían prolongarse hasta 15 meses.

El tanatorio ocupará una superficie de 1.350 m2, y el crematorio 295 m2. La instalación dispondrá de un oratorio con capacidad para 150 personas, dos salas de velatorio, con posibilidad de que sean cuatro, tanatorio-crematorio y un parque del recuerdo de unos 9.400 m2 junto a las instalaciones, donde los familiares del difunto podrá dedicar placas o plantar árboles en su memoria.

Las salas velatorio, oratorio y crematorio serán modulares, con acceso individual, para evitar coincidir con otros usuarios. La empresa prevé unos 250 servicios anuales, que preferiblemente se efectuarán por la noche para reducir el posible impacto visual.

También se ha previsto crear una academia funeraria con aulas de gestión, acompañamiento del luto y protocolos; y una escuela-taller para diseñar elementos para el parque del recuerdo. La inversión por la ejecución del complejo funerario asciende a 2,5 millones de euros.
Si los tiempos se cumplen, Eterman prevé dar servicio en el tanatorio-crematorio en diciembre de 2019.

Compartir:
Valorar este artículo