Actualizado: 16/09/2021
InicioNoticiasEl cementerio de Roques Blanques abre ‘El camino del bosque’, un espacio para enterrar cenizas funerarias

El cementerio de Roques Blanques abre ‘El camino del bosque’, un espacio para enterrar cenizas funerarias

El cementerio de Roques Blanques abre ‘El camino del bosque’, un espacio para enterrar cenizas funerarias

Áltima, experta en la gestión de servicios funerarios, tanatorios, crematorios y cementerios de Cataluña, ha inaugurado el nuevo espacio natural para el destino de las cenizas El camino del bosque. Se trata del espacio natural más grande de España destinado a las cenizas, ubicado en el Cementerio Comarcal Parc Roques Blanques, en el Papiol (Baix Llobregat, Barcelona), de titularidad pública y gestionado por Áltima desde 1990.

Este nuevo servicio permite enterrar urnas biodegradables de madera natural, a lo largo de un kilómetro de camino de bosque –actualmente ya se pueden recorrer más de 100 metros‐, aprovechando un sendero ya existente dentro del recinto del cementerio.

Las urnas del camino del bosque se inhuman directamente en la tierra de uno de los márgenes del camino, que tiene un metro de altura y está reforzado con troncos. Las familias pueden grabar los datos del difunto sobre la urna de madera y reciben las coordenadas GPS de la sepultura, para que siempre puedan localizarla, puesto que el objetivo es que quede perfectamente integrada en la vegetación del entorno. Desde su puesta en funcionamiento el pasado mes de septiembre, El camino del bosque – proyectado por el estudio de arquitectos Batlle&Roig‐, ya cuenta con cinco urnas inhumadas.

Para Joan Ventura, director de Cementerios de Áltima, “este servicio posiciona una vez más Roques Blanques como cementerio referente en España en cuanto a alternativas de gestión sostenible de cenizas. Hace más de 10 años que decidimos apostar por proyectos que dieran una respuesta a la incineración en línea con nuestra filosofía de cementerio comprometido con el medio ambiente e integrado plenamente en la naturaleza. Así lo demuestran iniciativas ya consolidadas como el Bosque de la calma, con 1.048 árboles plantados, el Jardín del reposo, con 1.178 servicios realizados, la Fuente del reposo, con 250 servicios, o los Árboles familiares, que cuenta ya con 363 ejemplares”.

Áltima destaca que alternativas ecológicas como las puestas en marcha en Roques Blanques promueven el uso de entierros más sostenibles y respetuosos con el medio ambiente. En este sentido, la empresa destaca que un 73 % de los usuarios de servicios funerarios de Áltima ya optan por ataúdes sin elementos contaminantes y un 38 % por urnas biodegradables.

Nuevas alternativas para cenizas en Sitges y Viladecans
Áltima ha puesto en funcionamiento dos espacios más para cenizas en los cementerios de Les Pruelles, en Sitges, y Viladecans. Por un lado, en Les Pruelles, la empresa ha creado el Jardín de las amapolas, un terreno ajardinado que permite la colocación de centenares de amapolas de porcelana, identificadas cada una con el nombre del difunto, debajo de las cuales se entierran las cenizas con una urna biodegradable. La iniciativa, que simula un campo de amapolas a modo de memorial, es pionera y única en nuestro país. En paralelo, este recinto también ha puesto en marcha las Urnas pluviales familiares, de bronce, unos innovadores columbarios planteados como sepulturas familiares donde las cenizas se diluyen con la acción del agua de la lluvia.

Por otro lado, el Cementerio de Viladecans cuenta desde este mes con el Jardín del reposo, un espacio de estilo zen donde es posible esparcir las cenizas y grabar los datos del difunto en una pared de piedra granítica oscura. Un ciprés que se sitúa en el lateral de la zona central sirve de punto de referencia del nuevo espacio.

Iniciativas como estas ponen de manifiesto la importancia de la incineración, no sólo en las grandes ciudades, sino, cada vez más, en núcleos más pequeños. En este sentido, según datos facilitados por Áltima, la cremación mantiene un aumento anual de casi un 1,6 % en Catalunya. La compañía ha obtenido una cifra de crecimiento superior en este sentido durante 2016, del 4 %. En cuanto a la demanda de servicios de cremación en la provincia de Barcelona, Áltima sitúa esta tendencia en el 46,55 %. Un porcentaje por encima de la media global catalana (42 %) y española (40,33 %). Se prevé que esta tendencia vaya creciendo progresivamente durante la próxima década y se estabilice alrededor del 60 % en los principales núcleos de población de Catalunya.

Taller de ramos de flores para Todos los Santos en Roques Blanques
El próximo sábado, 28 de octubre, el Cementerio Comarcal Parc Roques Blanques lleva a cabo un taller de floristería gratuito para aprender a hacer ramos de flores de Todos los Santos. El objetivo es concienciar a los usuarios del cementerio para que usen flores o plantas naturales cuando hagan una ofrenda a su sepultura, “y evitar así el problema que representan los residuos plásticos causados por las flores y plantas artificiales, muy contaminantes”, explica Joan Ventura, director de Cementerios de Áltima. En este sentido, hace años que la compañía, a través de las informaciones que envía a las familias usuarias de los 19 cementerios que gestiona, recomienda el uso de flor natural, que además, permite su transformación en compost, útil para el mantenimiento de los jardines de estos recintos.

El taller tendrá lugar en la Plaza de Servicios Centrales del cementerio de Roques Blanques, en dos turnos de media hora de duración (11 horas y 11.30 horas), cada uno para un máximo de 20 personas. Hay que inscribirse previamente llamando al teléfono 93 673 05 35.

Compartir:
Valorar este artículo