Actualizado: 20/11/2018
InicioNoticiasMémora ha iniciado las obras del nuevo tanatorio Sancho de Ávila con una inversión de 14 millones de euros

Mémora ha iniciado las obras del nuevo tanatorio Sancho de Ávila con una inversión de 14 millones de euros

Mémora ha iniciado las obras del nuevo tanatorio Sancho de Ávila con una inversión de 14 millones de euros

Grupo Mémora ha iniciado las obras de construcción del nuevo tanatorio Sancho de Ávila de Barcelona, que supondrá una inversión de 14 millones de euros y estará operativo a finales de 2017. Tras cinco años de trámites administrativos, la compañía ha podido tirar adelante el proyecto de modernización de este tanatorio barcelonés, que fue inaugurado en 1968 y es el más antiguo de España.

Mémora ha llevado a cabo diversas obras de mejora en los últimos años, pero la antigüedad de las instalaciones hacía que éstas “no se correspondieran con el estilo” renovado y moderno de los demás tanatorios del grupo, ha explicado a Efe su consejero delegado, Juan Jesús Domingo.

Los trabajos arrancaron el pasado mes de enero y tendrán un plazo de ejecución de 20 meses, en los que se simultanearán estas obras con la actividad del actual equipamiento funerario, que cuenta con 21 velatorios, dos oratorios para acoger ceremonias religiosas y laicas y otros servicios como floristería o cafetería.

El nuevo tanatorio se levantará en la misma manzana, en el terreno que ocupaba la fábrica de ataúdes de Serveis Funeraris de Barcelona (SFB), que se trasladó a la entrada del cementerio de Montjuïc. El futuro tanatorio tendrá su acceso por la calle Almogàvers y contará con dos módulos de dos plantas de altura. Las salas de duelo serán luminosas, habrá un jardín interior y el aparcamiento dará acceso directo a los distintos velatorios.

“Será un tanatorio tecnológicamente muy avanzado. La idea es tener un edificio verde, muy sostenible y que sea energéticamente autosuficiente o lo máximo posible”, ha detallado Domingo. Una vez entre en funcionamiento el nuevo tanatorio Sancho de Ávila, el viejo se derribará, aunque aún está por decidir qué uso se dará al solar, una parte del cual pertenece a Mémora, que sopesa construir una residencia para ancianos, y otra al Ayuntamiento de Barcelona, que planea edificar una escuela.

El tanatorio Sancho de Ávila es propiedad de SFB, sociedad mixta que pertenece en un 85 % a Grupo Mémora, compañía funeraria líder en España y Portugal, y en un 15 % al Ayuntamiento de Barcelona.

Compartir:
Valorar este artículo