Actualizado: 20/11/2018
InicioNoticiasInmortalizado el cementerio viejo de San Eufasio para una exposición

Inmortalizado el cementerio viejo de San Eufasio para una exposición

Inmortalizado el cementerio viejo de San Eufasio para una exposición

Vía: Diana Sánchez Perabá // Diario Jaén

Guardadas las cámaras fotográficas y con todas las instantáneas obtenidas desde distintos puntos de vista del Cementerio de San Eufrasio de Jaén, los participantes en el proyecto para documentar el antiguo camposanto se centran en el siguiente paso: su difusión. Será por medio de una exposición, aunque todavía no se ha decido dónde, ni cómo, ni cuándo. “Hay varias posibilidades, pero lo que sí queremos es que el lugar no tenga relación jurídica con el cementerio”, indica el presidente de la Asociación Cultural Patmos, José Manuel Higueras. En este sentido, indica la puesta en marcha de otra intervención: “La entrega simbólica del catálogo en el registro de la Administración pública a modo de reivindicación”, apunta Higueras.

Y es que el origen de esta iniciativa viene a poner sobre la mesa lo que, finalmente, tras seis meses de trabajos, han comprobado la hipótesis que temían los promotores del proyecto —Patmos e Iuventa—, con la colaboración de las asociaciones de fotografía “Santo Reino” (Jaén) y “8 mm” (Úbeda). “Constatamos lo que sabíamos, que el cementerio se cae a pedazos”, sostiene José Manuel Higueras.

Aunque el trabajo de campo fue muy enriquecedor para los cerca de veinte participantes de ambos colectivos, durante la fase de captura fotográfica surgieron pequeños inconvenientes para inmortalizar el lugar de descanso de los ya fallecidos. Y es que, al principio, los operarios no les dejaron pasar por motivos de seguridad. Para lo que necesitaron un permiso especial que les tenía que conceder expresamente la Concejalía de Cultura. Después de obtenerlo, no tuvieron mayores dificultades.

Por otra parte, Higueras destaca el interés de la ciudadanía por conocer el interior del cementerio. Un atractivo que aumentará con la exposición de las imágenes del Bien de Interés Cultural, ante el cierre del camposanto. “No vemos el porqué de no abrirlo. Creemos que es más caprichoso que real, pues no hay zonas que no están tan mal”, indica el representante de Patmos. De hecho, apunta que, posiblemente, el cierre responde a una ocultación de algunas lápidas. “Tenemos sospechas de que los enterradores, por respeto supersticioso hacia ciertos nombres, se mostraron especialmente reticentes a que se fotografiaran unas lápidas concretas”, asegura José Manuel Higueras.

Compartir:
Valorar este artículo