Actualizado: 23/09/2020
InicioNoticiasFuneraria Ábisme Quart reclama al Ayuntamiento de Paterna 2,2 millones por paralizar las obras del tanatorio

Funeraria Ábisme Quart reclama al Ayuntamiento de Paterna 2,2 millones por paralizar las obras del tanatorio

Funeraria Ábisme Quart reclama al Ayuntamiento de Paterna 2,2 millones por paralizar las obras del tanatorio

Vía: César García / Levante-emv

La funeraria Ábside Quart, S. L., ha presentado en el juzgado un recurso contencioso-administrativo contra el Ayuntamiento de Paterna (provincia de Valencia) por los daños y perjuicios causados tras la paralización de las obras y revocación de las licencias para la construcción de un tanatorio en el barrio de Santa Rita. La empresa valora los daños en más de 2,27 millones de euros aproximadamente, según la reclamación que registraron ante el consistorio en julio de 2014 y que se desestimó por silencio administrativo.

El gerente de la mercantil José Bondia aseguró que no han tenido más remedio que acudir al juzgado «para evitar la prescripción de nuestros derechos», porque desde el actual gobierno del Partido Popular, con la actual alcaldesa Elena Martínez que «no nos ha recibido», se niegan a negociar una solución «satisfactoria» para ambas partes, que supondría que los vecinos disfrutarían del servicio en el mismo núcleo urbano y no tendrían que desplazarse al polígono, al mismo tiempo que se evitaría que «con los tributos de los paterneros se tenga que pagar una gran indemnización» si condenan definitivamente al consistorio.

Los hechos se remontan a septiembre de 2013 cuando el pleno de Paterna, con los votos a favor del gobierno del Partido Popular y del PSPV en la oposición, aprobó de forma definitiva la modificación número 62 del Plan General para que los servicios de tanatorio-crematorio sólo pudieran instalarse en las zonas industriales.

Tras ese pleno y varias protestas vecinales se paralizaron las obras que comenzó la empresa en virtud de unas licencias de obra menor y ambiental solicitadas a principios de 2012 para el servicio de tanatorio „«nunca crematorio», aclara la empresa„, en la calle Viriato. La firma asegura que las manifestaciones, de apenas unas decenas de ciudadanos, no fueron representativas del sentir de la población.

La sociedad precisa que fue el 30 de enero de 2012 cuando solicitó la implantación de la actividad en un edificio que habían comprado y que tenían que reformar, después de que el pleno aprobara ese mismo mes modificar el PGOU para permitir el tanatorio, según el Plan Parcial del casco urbano de 1986. La empresa añade que su actividad contaba con el informe favorable de la Conselleria de Sanidad.

«El solicitante, lejos de desistir ha iniciado las obras. Las vamos a paralizar de acuerdo a la nueva normativa para que no prosiga y minimizar» una posible indemnización, aseguraba el entonces alcalde Lorenzo Agustí en esa sesión plenaria de septiembre de 2013. Ahora la empresa, según el contencioso presentado a finales de febrero, reclama más de 2,2 millones por daños, según la demanda a la que ha tenido acceso Levante-EMV.

Además de la reclamación patrimonial, la funeraria también tiene interpuestos en los tribunales otros contenciosos frente a la modificación del Plan General que impide el servicio en el casco urbano, así como frente a las revocaciones de las licencias de obra y ambiental. «Estamos abiertos a retirar todos los contenciosos porque queremos abrir, pero la concejala de Urbanismo nos ha dicho que lo han estudiado los técnicos y no cabe la apertura», añadieron desde Ábside Quart.

Desde el consistorio confirmaron que la empresa ha pedido daños y perjuicios y que desde la asesoría jurídica se prepara la respuesta a la reclamación y al contencioso. Asimismo el gobierno recordó que se cambió el Plan General con los votos del PP y PSPV por una amplísima mayoría, tras 4.000 firmas de vecinos que estaban en contra.

Compartir:
Valorar este artículo