Actualizado: 30/11/2020
InicioNoticiasConcentración de un centenar de musulmanes frente al Ayuntamiento de Griñón por los precios del cementerio

Concentración de un centenar de musulmanes frente al Ayuntamiento de Griñón por los precios del cementerio

Concentración de un centenar de musulmanes frente al Ayuntamiento de Griñón por los precios del cementerio

Vía: J.M Álvarez ABC

«Vivos o muertos tenemos derechos» «¡No a la exhumación de nuestras tumbas!» y «Queremos un entierro según el rito musulmán», fueron algunas de las pancartas que portaba el centenar de personas que se concentró al mediodía del pasado domingo 14 de diciembre frente al Ayuntamiento de Griñón, (Comunidad de Madrid).

Convocados por la Plataforma contra el cierre del camposanto, el único público de ese credo de la región –hasta hace un mes escaso gestionado por el Consulado de Marruecos, que, por ciento, reabrió hace 9 días – se concentraron en la plaza. Este colectivo está molesto por dos motivos: «por los precios» que tienen que pagar desde que el consistorio asumiera la explotación de la necrópolis: 1.960 euros por la sepultura de un adulto por un periodo de diez años, lápida inscripción e inhumación incluidas. «En Burgos cuesta 500», aseguran. También protestan porque, según ellos, no se respeta su credo: no usan féretros, un extremo prohibido en España.

«Estamos cumpliendo lo que establece la normativa regional y funeraria: los cadáveres los introducimos en bolsas estancas y luego en cajas de zinc o de madera, mirando a la Meca. Es la única alternativa. Se hace aquí y en los 22 cementerios musulmanes de España», precisó a ABC el primer teniente de alcalde, José María Porras. Respecto a los precios, alegó que son los fijados en el concurso público que se adjudicó y publicó el BOCM.

Carecía de registro y osario
La necrópolis cerró el 18 de noviembre: incumplía la legislación y carecía de licencia. Había estado gestionada por el Consulado en unos terrenos que pertenecían a Defensa. Los usuarios pagaban la voluntad, las sepulturas se hacían a ras del suelo entre las aguas subterráneas de la zona, con el consiguiente riesgo sanitario. Además, carecía de registro y de osario.

Mientras se legaliza el recinto, se ha optado por permitir los entierros en una zona sin filtraciones. Mañana habrá una reunión con las Juventudes Musulmanas para aclarar malentendidos, como sucediera con la Comunidad Islámica.

Noticias relacionadas
http://www.elfunerario.com/2014/12/06/el-ayuntamiento-de-grinon-ha-reabre-los-enterramientos-en-el-cementerio-musulman

 

Compartir:
Valorar este artículo