Actualizado: 14/12/2018
InicioNoticiasUnos ladrones roban cien metros de cable de cobre del cementerio de Santo Domingo de la Calzada

Unos ladrones roban cien metros de cable de cobre del cementerio de Santo Domingo de la Calzada

Unos ladrones roban cien metros de cable de cobre del cementerio de Santo Domingo de la Calzada

Vía: J. Albo / La Rioja

En Santo Domingo de la Calzada (La Rioja), un lugar tranquilo y apartado del casco urbano, como es el cementerio municipal, ubicado en la carretera de Cirueña, unos ladrones se han llevado de allí más de cien metros del cableado de cobre correspondiente a la instalación de la iluminación del recinto.

En el Ayuntamiento estimaron en «unos 1.500 euros» el valor del robo y de los daños producidos por el mismo, que dejó sin alumbrado a todo del cementerio, incluida la zona limítrofe a la carretera de Cirueña.

Ya han comenzado las labores de reposición del material sustraído y, según indicó el concejal de Obras y Servicios, Carlos Barrón, «se soldarán las arquetas que se pongan nuevas», para ponérselo más difícil a los ladrones. El mismo concejal se encargó de interponer una denuncia en el cuartel de la Guardia Civil del Santo Domingo de la Calzada.

Se desconoce cuándo se produjo el robo. Barrón relató que «la última vez que se vieron encendidas las farolas, que se tenga constancia, fue el día 7 de octubre». Sin embargo, no fue hasta este pasado miércoles cuando se tuvo constancia de lo ocurrido. El concejal se trasladó hasta el cementerio con operarios de la empresa calceatense ‘Electricidad Valle’ «para comprobar la causa de que no se encendieran el día anterior», cuando se percataron de que «las cuatro arquetas que pegan a la cuneta estaban levantadas y se había cortado y sustraído todo el cableado».

Otras tres arquetas sin tocar
No eran las únicas. El concejal y sus acompañantes observaron que «también habían actuado en otras cuatro arquetas situadas en la zona del aparcamiento, en las que habían utilizado el mismo ‘modus operandi’». Además, se llevaron una de las tapas. Y también pudieron constatar que «dejaron otras tres arquetas interiores sin tocar, ya que, por lo que parece, tuvieron problemas para abrirlas con rapidez». El edil llamó a la Guardia Civil, que se personó en el lugar para realizar las investigaciones pertinentes

Compartir:
Valorar este artículo