Actualizado: 07/12/2018
InicioNoticiasPanasef notifica al Gobierno y comunidades autónomas su malestar por no incluir a las funerarias en el protocolo del ébola

Panasef notifica al Gobierno y comunidades autónomas su malestar por no incluir a las funerarias en el protocolo del ébola

Panasef notifica al Gobierno y comunidades autónomas su malestar por no incluir a las funerarias en el protocolo del ébola

Vía: Camilo S Baquero /El País

Panasef, la patronal que incluye al 70% de las empresas de servicios funerarios en España, ha pedido por carta a la vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría y a los consejeros de Sanidad de las comunidades autónomas que no se “ignore a los profesionales del sector” dentro de la elaboración y puesta en marcha de los protocolos oficiales contra el ébola. “Constituimos el último eslabón de la cadena de salud pública en esta clase de enfermedades”, aseguran las misivas a la que ha tenido acceso este diario.

El protocolo oficial de actuación, aprobado el pasado 9 de octubre, ya incluye algunas directrices sobre cómo tratar los cadáveres de personas infectadas. Allí se refleja el procedimiento que se usó ya con Miguel Pajares y Manuel García Viejo, los dos misioneros fallecidos: no se debe realizar autopsia, no se pueden realizar procedimientos de preparación del cuerpo del difunto; el cadáver deberá ser trasladado en un féretro sellado y ha de ser incinerado lo más rápido posible.

Desde Panasef, sin embargo, critican que no se haya tenido en cuenta la opinión de profesionales de su sector, que están igualmente expuestos al virus que los responsables sanitarios. De ahí que piden al Gobierno central y a los autonómicos que vinculen a representantes de las funerarias para que “puedan conocer los riesgos y adoptar las medidas de prevención que sean necesarias”.

Algunas funerarias incluso han llegado a comprar trajes de protección a manera de previsión por si tienen que enfrentarse a algún caso. Desde la asociación explican que las empresas que se encargaron de los cuerpos de los misioneros no hacen parte de Panasef. Los fallecidos tienen una gran carga viral, lo cual los convierten en un gran foco de infección si no son tratados bajo condiciones de seguridad.

La carta, enviada hace una semana a la vicepresidenta (máxima responsable del Comité Especial para la gestión en España) y a los consejeros, recuerda que todavía existen determinadas Comunidades Autónomas que se rigen por el Reglamento de Policía Sanitaria Mortuoria de 1974. Esta norma clasifica los cadáveres en dos grupos: los que representan un riesgo sanitario tanto para el personal funerario como para la población general y los que no implican ningún peligro. Dentro de la primera categoría se hace una lista de causas de defunción, como por ejemplo por cólera, carbunco, rabia o peste. De ahí que desde Panasef solicite la inclusión del ébola.

 

Compartir:
Valorar este artículo