Actualizado: 10/12/2018
InicioNoticiasDesciende la actividad en el crematorio municipal de Santa Mariña debido a los dos hornos crematorios privado

Desciende la actividad en el crematorio municipal de Santa Mariña debido a los dos hornos crematorios privado

Desciende la actividad en el crematorio municipal de Santa Mariña debido a los dos hornos crematorios privado

Vía: S. De La Fuente / F V

Desde el pasado mes de mayo no se ha realizado ningún servicio de incineración en el crematorio municipal de Santa Mariña, (Orense) coincidiendo con la puesta en marcha y actividad del segundo quemador privado, As Burgas II, emplazado en el polígono industrial de Barreiros y gestionado por la cadena de funerarias As Burgas. Este crematorio es el segundo de carácter privado en la ciudad junto con el de Seixalbo y el tercero si se cuenta con la infraestructura de Santa Mariña, Tanatorio Orense, que gestiona directamente el Ayuntamiento.

Hasta el cierre de 2013, la media anual de incineraciones, incluyendo también el quemado de restos, era de 254, 21 al mes, pero en lo que va de 2014 solo se realizaron cuarenta. Y desde el mes de mayo, ninguna. Fuentes consultadas relacionan esta caída de la actividad con la apertura del nuevo crematorio cuyos precios son similares a los recogidos en la ordenanza fiscal que regula los tasas por la prestación de servicios fúnebres y de cementerios. La cuota municipal por cada incineración de cadáveres y la urna para depositar las cenizas es de 348 euros.

El número de enterramientos también ha disminuido en el cementerio de Santa Mariña y desde el Concello de Orense apuntan que la pérdida de poder adquisitivo de las familias también ha influido en este sector hasta el punto de que muchos vecinos evitan comprar nicho en la capital y recurren a la sepultura familiar o de algún pariente próximo en el pueblo del que son originarios para evitar el gasto de la concesión. En algunos casos, pasados los cinco años desde la inhumación exhuman los restos del cadáver y adquieren ceniceros en el camposanto de la capital para trasladarlos.

Los números así acreditan este descenso. En 2011, se realizaron 176 entierros en Santa Mariña, en 2012, 191, y en 2013, 157. En lo que va de 2014, se practicaron 90 inhumaciones en este camposanto, el más grande de la capital.

San Francisco y As Caldas

En el cementerio de San Francisco, declarado Bien de Interés Cultural, BIC, y en el que ya no se construyen más nichos se siguen produciendo enterramientos, aunque en menor medida que en Santa Mariña y As Caldas. En 2011 se realizaron 85 inhumaciones, y en 2012, 118. En 2013, hasta finales de octubre, se habían practicado 69. En cuanto al cementerio de As Caldas, desde 2011 se realizaron 24, 27 y 21 enterramientos, respectivamente.

Compartir:
Valorar este artículo