Actualizado: 12/12/2018
InicioNoticiasEl cementero de Montjuïc entre los 10 finalistas a mejor cementerio de España

El cementero de Montjuïc entre los 10 finalistas a mejor cementerio de España

El cementero de Montjuïc entre los 10 finalistas a mejor cementerio de España

El cementerio modernista de Montjuïc de Barcelona ha sido escogido entre los 10 finalistas a “Mejor cementerio” y “Mejor monumento arquitectónico funerario” de España en el I Concurso de Cementerios de España que organiza la Revista Adiós para resaltar el patrimonio y cultura de los cementerios españoles.

El resto de finalistas a “Mejor cementerio” de España son Almudena, Burguete, Casabermeja, Comillas, San José de Granada, Noia, Polloe, Roques Blanques y Iurreta. En la categoría “Mejor monumento arquitectónico funerario” el resto de participantes son los cementerios de Alcoy, Almudena, Bilbao, Cádiz, Cambados, Monturque, Reus, San Justo y Torrero. “El Beso de la muerte” y el “Panteón Batlló” compiten con esculturas de Almudena, Bilbao, Granada, Polloe, Roncal, San Isidro, Sitges y Valencia.

En el mismo concurso, el “Panteón Batlló”, también del cementerio de Montjuïc, y la escultura “El beso de la Muerte”, del cementerio de Poblenou de Barcelona, esculpida en 1930, compiten también en la categoría “Mejor escultura funeraria”. Según informó ayer la empresa municipal que gestiona los cementerios municipales, un concurso por votación popular a través de la web de la revista determinará cuáles son los ganadores en las diferentes categorías el 30 de septiembre.

El cementerio de Montjuïc, que aspira a ser nombrado “Mejor cementerio” de España, destaca por su zona de panteones monumentales construidos por la burguesía catalana del siglo XIX y por disponer de zonas adaptadas a los nuevos tiempos, como el crematorio, el Jardín del Mediterráneo y el Jardín de los Aromas para el esparcimiento de las cenizas.

Se trata de un recinto funerario que domina las vistas de la ciudad de Barcelona y su puerto y que acoge regularmente actividades culturales como rutas guiadas, exposiciones o conciertos. En cuanto a “El Beso de la Muerte” del cementerio del Poblenou, que aspira a ser la “Mejor escultura funeraria” del Estado, se trata de una obra de mármol realizada por Jaume Barba en 1930.

La escultura representa la crudeza de la muerte bajo la forma de un esqueleto alado, que transfiere el alma de un joven al más allá con el signo del beso. Su popularidad ha aumentado desde 1991, cuando obtuvo reconocimiento internacional en una exposición fotográfica celebrada en Berlín. Por otra parte, en la categoría de “Mejor monumento arquitectónico funerario”, el cementerio de Montjuïc participa con el “Panteón Urrutia”, un monumento de estilo neoclásico que proyectó el arquitecto Antoni Vila Palmés 1908, con trabajos escultóricos del marmolista Martínez Fortuny.

El panteón consta de una doble hilera de columnas, de dos escalinatas laterales y de la figura central de un ángel de corte clásico que se apoya sobre un sarcófago. Además, los dos grandes ángeles de la fachada del “Panteón Batlló” del cementerio de Montjuïc participan también en la categoría “Mejor escultura funeraria”. Son dos figuras que fueron esculpidas por el arquitecto Manuel Fuxà y forman parte de un panteón completado en 1889 que toma como modelo el arte funerario egipcio.

Compartir:
Valorar este artículo