Actualizado: 19/09/2020
InicioMedicina ForenseEl Instituto de Medicina Legal de Almería reabre la sala de autopsias clausurada en marzo por una fuga de olores

El Instituto de Medicina Legal de Almería reabre la sala de autopsias clausurada en marzo por una fuga de olores

El Instituto de Medicina Legal de Almería reabre la sala de autopsias clausurada en marzo por una fuga de olores

Vía: Ayuntamiento

El Instituto de Medicina Legal de Almería (IML) ha reabierto la sala de autopsias clausurada el pasado mes de marzo al detectarse una fuga de olores, tras comprobar que las mejoras realizadas en el sistema de extracción y filtración de aire funcionan correctamente y eliminan los olores. Las tres pruebas a las que se han sometido a los nuevos equipamientos, la última el pasado sábado, han confirmado que responden de forma adecuada y que no se detectan olores fuera de la sala forense. El cierre temporal sólo ha afectado a una de las salas de autopsias.

El resto de instalaciones y servicios del Instituto de Medicina Legal han seguido funcionando con normalidad.

Entre las actuaciones ejecutadas por la Junta, se incluyen la prolongación de los conductos metálicos de los sistemas de extracción de las mesas de autopsias hasta la rejilla de evacuación; la clausura de la rejilla de retorno del sistema de climatización de la sala afectada; la instalación de un equipo de ozono, antes de los filtros, en el conducto de evacuación del extractor de la mesa de autopsias; y la colocación de un prefiltro de espuma impregnada de micro partículas de carbón activo previo al módulo de olores de chapa galvanizada. Además, se han sustituido los seis filtros de carbón activo en grano del sistema de depuración del aire de la sala por otros nuevos.

En marzo, el Instituto de Medicina Legal de Almería suspendió temporalmente el uso de una de las salas de autopsias de su sede central en la Ciudad de la Justicia por una fuga de olores procedente del sistema de extracción de aire. Aunque no representaba ningún riesgo biológico, según confirmó el Servicio de Patología, el escape incomodó a empleados y usuarios de las dependencias judiciales y del Servicio de Clínica Médico Forense que se encuentran situadas en la planta inmediatamente superior.

Con el objetivo de resolver de forma definitiva los problemas técnicos de esta sala, que en los dos últimos años había registrado algunos incidentes esporádicos y de relevancia menor relacionados con olores, la Delegación del Gobierno de la Junta solicitó tres estudios técnicos a la empresa constructora de la Ciudad de la Justicia, a la compañía que instaló el equipamiento del IML y a la entidad que realiza su mantenimiento, respectivamente, que no detectaron fallos en las instalaciones o fisuras que explicaran el origen del escape, pero que apuntaban a mejoras en el sistema de extracción y filtración del aire como posible solución a los problemas de esta sala de autopsias.

El Servicio de Patología Forense del Instituto de Medicina Legal de Almería (IMLA), cuyas instalaciones se integran en el edificio de la Ciudad de la Justicia, es el encargado de la práctica de las autopsias y reconocimientos de cadáveres en los casos de muerte violenta o sospechosa de criminalidad a requerimiento de la autoridad judicial para el esclarecimiento de las causas y circunstancias de la muerte.

Estas instalaciones disponen de unos sistemas de protección específicos que permiten unas condiciones de trabajo óptimas a los profesionales del servicio y cuentan con la más alta tecnología para dar respuesta a los requerimientos judiciales de una forma especializada.

Compartir:
Valorar este artículo