Actualizado: 10/12/2018
InicioNoticiasLas asociaciones vecinales aceptan la legalidad del crematorio aunque proponen otra ubicación

Las asociaciones vecinales aceptan la legalidad del crematorio aunque proponen otra ubicación

Las asociaciones vecinales aceptan la legalidad del crematorio aunque proponen otra ubicación

Vía: Faro de Vigo

El centro cultural de Rubiáns acogió el pasado sábado por la tarde una asamblea vecinal en la que se abordó el futuro crematorio que Pompas Fúnebres de Arosa prevé construir en el tanatorio de la avenida de Pontevedra.

Tras unas exhaustivas explicaciones sobre el funcionamiento de este servicio por parte del presidente de la asociación “O Souto”, Xurxo Abuín -vio el proyecto en el Concello y luego se reunió con el dueño de la funeraria-, los asistentes a la asamblea decidieron con 37 votos a favor, dos en contra y una abstención presentar una alegación en la que, en resumidas cuentas, respaldan el proyecto del crematorio.

No obstante, tras apuntar en el escrito la necesidad de un servicio de incineración en la comarca y pronunciarse favorablemente sobre el aspecto técnico (emisiones contaminantes, etc.) y urbanístico, solicitan a modo de “declaración de intenciones” que se estudien emplazamientos alternativos al de la recta de Rubiáns. Con todo, los vecinos se muestran conscientes de que “nadie le puede conculcar al empresario su derecho de hacer el crematorio en el tanatorio si cumple con la legalidad”. Y ellos mismos creen que sí se respeta a rajatabla.

A la asamblea asistieron en torno a unas cuarenta personas residentes de Cea y Rubiáns, y también varios vecinos del entorno más próximo del tanatorio, donde se prevé construir el primer crematorio de O Salnés.

El presidente de “O Souto”, Xurxo Abuín, explicó en primer lugar a los allí presentes qué es un crematorio, sus partes y cómo funciona. Precisó que el horno tiene una cámara principal y otra secundaria. En esta última la temperatura mínima es de 850 grados durante un mínimo de dos segundos, lo que “garantiza que no vayan partículas de material orgánico a la chimenea, donde además hay filtros de control que la administración revisa e inspecciona”. “Si los filtros no están correctos, se ordena paralizar la actividad”, afirma.

Emisiones

En cuanto a las emisiones contaminantes, el presidente vecinal desgranó los principales componentes que genera el horno previsto, todos ellos con niveles “muy por debajo de los máximos permitidos por le”. Son monóxido de carbono, óxidos de azufre, de nitrógeno o ácido clorhídrico. “Un coche sin mantenimiento adecuado produce más óxidos de azufre que el horno”, apunta Xurxo Abuín.

Por último, en el aspecto urbanístico, hubo cierta discusión, aunque se zanjó pronto. Y es que al parecer el PXOM califica el lugar como Zona Industrial Exclusiva, lo que obliga a que la separación con los inmuebles colindantes sea de un mínimo de 6 metros, una distancia que la pared oeste del tanatorio incumpliría, según se dijo en la asamblea. Pero el tanatorio se construyó antes que el Plan Xeral. Además, el horno está previsto a 18 metros de las viviendas, “por lo que no habría problema”, concluye Abuín.

 

 

Compartir:
Valorar este artículo