Actualizado: 19/01/2019
InicioNoticiasLa empresa Nuestra Señora de Begoña gestionará el futuro tanatorio-crematorio de Ermua

La empresa Nuestra Señora de Begoña gestionará el futuro tanatorio-crematorio de Ermua

La empresa Nuestra Señora de Begoña gestionará el futuro tanatorio-crematorio de Ermua

Vía: El Correo

Nuestra Señora de Begoña será la empresa que se encargue de la gestión del futuro tanatorio-crematorio de Ermua (provincia de Vizcaya). Así se aprobó en el pleno celebrado la pasada semana en Ermua. Se ha establecido que este servicio cueste al Ayuntamiento 40.000 euros anuales, otorgando una concesión administrativa de 25 años a la firma adjudicataria. Además se aportará otro 10% variable, dependiendo del volumen de trabajo.

Las tarifas que deberá imponer la empresa adjudicataria se limitarán a precios públicos que establecerá el propio Ayuntamiento de Ermua. Todos los grupos políticos de la corporación votaron a favor de la adjudicación del servicio a la citada empresa, en las condiciones establecidas. Por lo tanto, se espera que la actividad comience en breve, en cuanto la empresa firme el acuerdo con la administración local y pueda poner en marcha el servicio.

Esta instalación se ubica junto al cementerio, en el paraje conocido como Pagorbe, en la edificación de 385 metros cuadrados útiles que se ha construido en la zona. En su interior se encuentran tres salas para velatorios y una más para la realización de despedidas y actos civiles. Esta contará además con elementos audiovisuales para acompañar los actos.

En este espacio también se encuentran el resto de dependencias necesarias para el desarrollo de una actividad de esta naturaleza. Hay una sala de preparación y tanatopraxia, salas de refrigeración, almacén, exposición, vestíbulo, oficinas, aseos y recepción. El edificio cuenta además con ventanales en prácticamente todas sus salas, que permiten que el interior obtenga gran cantidad de luz natural.

La novedad de este proyecto es el crematorio, que se ideó posteriormente, debido a que la existencia de espacio suficiente permitía incluir este servicio, que es cada vez más utilizado en los procesos funerarios actuales. El crematorio está comunicado interiormente con el tanatorio y con el exterior. Cuenta además con una entrada posterior, que permite ser incinerado en este lugar, pese a que la persona fallecida no se haya velado en los locales del propio edificio.

Hay que tener en cuenta que el cementerio municipal, ubicado junto a este nuevo servicio, cuenta con una capilla, por lo que cualquier persona que utilice este lugar puede realizar todos los trámites funerarios, de ceremonias tanto civiles como religiosas, en el mismo espacio. De este modo se cubre una necesidad que se demandaba en Ermua, ya que los vecinos se veían abocados a ir a otras localidades cercanas.

La inversión que se ha utilizado para la ejecución del edificio ha sido de 850.000 euros. 624.000 euros se subvencionaron desde el Gobierno central, con cargo al Fondo Estatal de Inversión Local. El Ayuntamiento invirtió los 226.000 euros restantes.

Compartir:
Valorar este artículo