Actualizado: 16/12/2017
InicioNoticiasMantener cuatro cementerios para 2.000 habitantes obliga a duplicar las tasas

Mantener cuatro cementerios para 2.000 habitantes obliga a duplicar las tasas

Mantener cuatro cementerios para 2.000 habitantes obliga a duplicar las tasas

Vía: Elapuron.com

Garafía no llega a los 2.000 habitantes pero sin embargo cuenta con cuatro cementerios, lo que ha obligado al Ayuntamiento a multiplicar por dos la tasa, que pasa de 9 a 18 euros al año, para poder costear su mantenimiento con un mínimo de calidad, una medida que ha recibido las críticas de algunos vecinos por considerarla “abusiva” teniendo en cuenta que el municipio es uno de los más envejecidos de Canarias.

El alcalde, Yeray Rodríguez, señaló que no es una subida caprichosa ya que “ahora con los ajustes y la estabilidad presupuestaria tenemos que cubrir los servicios con lo que se recaude y no es fácil con una población tan pequeña con la que tenemos aquí. Por eso hemos tenido que subir la tasa ya que mantener los cuatro cementerios cuesta mucho dinero”.

Los cuatro camposantos, tres pequeños y uno grande, están ubicados en el Tablado, Franceses, Las Tricias y Santo Domingo, y su existencia es debida a que Garafía es un pueblo extenso y con núcleos de población muy dispersos y distanciados unos de otros.

Esto hace, según explicó el alcalde, que cueste mucho dinero mantenerlos en condiciones dignas porque “hay que pintarlos cada cierto tiempo, y además pagar el agua, la luz, y a un peón con dedicación exclusiva para poderlos mantener en unas condiciones mínimas para los vecinos”.

Basura y agua

Además de la tasa de cementerio, el Ayuntamiento también ha incrementado la de la basura que pasa, en el caso de las viviendas, de 38 euros a 49 euros, mientras que sube algo más para bares, restaurantes y cafeterías. Hasta ahora el ayuntamiento financiaba el 60% de la recogida y los vecinos el 40% restante pero no hay dinero y el reparto se ha tenido que modificar para poder seguir prestando este servicio básico a la población.

Otra subida que va a levantar “ampollas” entre algunos vecinos es la subida del agua, que está prevista para el próximo año. El alcalde ha señalado que es una medida de “presión” para los que más gastan porque “hay vecinos que se dedican a utilizar el agua de abastecimiento domiciliario, que es muy barata porque es de propiedad municipal, para llenar depósitos de riego y no nos parece ético ni cívico, aparte de que ha generado problemas en momentos puntuales”. Yeray Rodríguez explicó que por eso se va a subir un poco la tasa en 2013 a los que más consumen.

 

Compartir:
Valorar este artículo