Funsegur
Actualizado: 03/12/2022
Gesmemori
InicioNoticiasÚnicamente dos empleados dan servicio en el cementerio de Aranda de Duero

Únicamente dos empleados dan servicio en el cementerio de Aranda de Duero

Únicamente dos empleados dan servicio en el cementerio de Aranda de Duero

Únicamente dos empleados dan servicio en el cementerio de Aranda de Duero

Vía: Radio Aranda

El pasado mes de enero los trabajadores del cementerio municipal de Aranda de Duero (provincia de Burgos) advertían sobre una situación compleja a la que se enfrentaban, debido a que uno de ellos había cogido la baja por paternidad quedando únicamente dos operarios dando servicio al camposanto.

Los dos trabajadores estaban obligados a cubrir el servicio de enterramiento ellos dos solos, y por ello, denunciaban que no tenían posibilidad de coger un día libre y para ello solicitaban la contratación de un sustituto. Tres meses después, ese sustituto no ha llegado, y la falta de personal ha puesto en jaque el servicio.

Tanto es así que el pasado fin de semana, al librar uno de los dos trabajadores, el cementerio tuvo que abrirlo la Policía Local, y al igual que ahora sucede con los bomberos, por decreto el Ayuntamiento ordenó al operario restante -en libranza- que acudiera a su puesto de trabajo para dar respuesta a cualquier entierro que tuviera que atenderse por ‘necesidades del servicio’. Sin embargo, la Policía Local no dio con él, por lo que solo hubo una persona para atender el campo santo.

Por suerte no hubo entierro y este problema ‘pasó de largo’, pero no lo hará este domingo; hay un entierro previsto, y vuelve a haber solo un trabajador. Sus superiores no responden al teléfono, y sí lo ha hecho el concejal correspondiente que les ha pedido que lo arreglen, aunque sin especificarles cómo. Por tanto, lo más probable dicen, es que la funeraria (empresa privada) deberá correr con el coste de poner un operario ajeno para que el entierro se pueda llevar a cabo.

Pero aún hay más. Y es que a la espera de que en mayo se reincorpore su compañero de baja -que seguramente cogerá lactancia y sus horarios serán muy reducidos- los operarios del cementerio no tienen calendario laboral, y sus vacaciones han sido denegadas por necesidades del servicio. Tampoco pueden planear fines de semana. Denuncian su lamentable situación, y piden responsabilidades, entre que recuerdan que al no responder las necesidades mínimas del servicio, este próximo lunes lo pondrán en conocimiento de su abogado.

Compartir:
Valorar este artículo