Actualizado: 30/11/2021
InicioDestacadosPremian tres cuentos infantiles que pretenden ayudar a los niños durante el proceso del duelo

Premian tres cuentos infantiles que pretenden ayudar a los niños durante el proceso del duelo

Premian tres cuentos infantiles que pretenden ayudar a los niños durante el proceso del duelo

Un año más se han fallado los Premios del Concurso de Cuentos Infantiles, convocados por la revista “Adiós Cultural” editada por Funespaña. Este certamen tiene el objetivo de ofrecer a las familias recursos y herramientas gratuitas que, a través de la lectura, puedan ayudar a explicar una muerte a los más pequeños, así como educar desde la edad temprana para establecer unas pautas psicológicas saludables de la relación de los niños con la muerte.

Así, el jurado de la quinta edición decidió designar ganador del certamen a la obra “Siete vidas” de la escritora Lourdes Aso Torralba, (Castiello de Jaca. Huesca) de entre los más de 300 textos recibidos. En segunda y tercera posición quedaron “El Árbol de Maggie” de Mónica González (Madrid) y “Los colores de la vida” de Nicolás Aguilera (Granada).

Primer Premio a “Siete Vidas”, de Lourdes Aso Torralba. Es un cuento en el que la protagonista se comporta de manera que los lectores y lectoras infantiles se van a identificar plenamente con ella por su voz, pensamiento y acciones; y donde ésta evoluciona y cambia a lo largo del relato de manera coherente y acorde con lo que se nos cuenta. Una historia donde la muerte es tratada de manera muy natural, alejada de los eufemismos, y con toques de humor. La autora del cuento ganador, Lourdes Aso Torralba, explica que “escribir para los niños es más complicado que para los adultos; y hablar a los niños de un tema como la muerte, sin rayar ni el dramatismo, ni la indiferencia, es muy complicado. Pensé que la mayoría de los niños suelen tener mascotas y en las siete vidas que tiene un gato para explicar las mil formas que podemos tener de morirnos. De rabia. De pena. De amor. De vergüenza. De miedo. De risa. Y morirse de verdad, cuando llega la hora. Cuando la niña ya es capaz de entender que cuando uno es muy mayor, llega un momento en que se muere de verdad”, argumenta.

Segundo premio a “El Árbol de Maggie”, de Mónica González. Es un cuento donde a través de los ojos de una niña el lector va a poder identificar emociones y sentimientos que no le serán ajenos, en un viaje a través de la relación de esta con su familia y, en especial con su abuela, que nos muestra cómo los ritos son elementos fundamentales para conservar la memoria de los que se han ido. Un recorrido ameno, que despierta más de una sonrisa, a través de la relación la abuela-nieta donde cada una de ellas responde a su rol con sinceridad y emoción.

Tercer premio a “Los colores de la vida”, de Nicolás Aguilera. Es una historia fresca y diferente que muestra la muerte desde los ojos infantiles con inocencia y ternura desde un punto de vista muy original, normalizándola y huyendo de mensajes didácticos, con un lenguaje claro y directo.

La ganadora, los premios y el jurado
La ganadora Lourdes Aso Torralba ha obtenido diferentes premios y menciones en concurso literarios durante los últimos años como los conseguidos en Francia (Ferney-Voltaire), México, Uruguay, Puerto Rico, Argentina, Perú y Ecuador he publicado en numerosas antologías colectivas. Entre ellos cabe destacar el Premio de Relato Mario Vargas Llosa 2008, Café Compás de Valladolid, Clarín de Quintes (Gijón), Miajadas, Villarrobledo, “Reyes Huertas”, Isla Cristina, Ayuntamiento de León, Sanlúcar de Barrameda, Fundación Abbott, Sociedad de Neurología.

Los premios son de 1.250 euros al primer clasificado, 750 al segundo y 500 al tercero.
El jurado ha estado compuesto por Cristina de Gregorio, directora de Marketing y Comunicación de Funespaña; Silvia Álava, Psicóloga infantil; Yolanda Cruz, doctora en Educación; Javier Fonseca, escritor y crítico de literatura infantil, Pedro Cabezuelo, psicólogo; Nieves Concostrina, redactora jefa de Adiós Cultural y Jesús Pozo, director de “Adiós Cultural”. Actuó como secretaria Isabel Montes, coordinadora de la revista Adiós Cultural.

Compartir:
Valorar este artículo