Actualizado: 24/10/2020
InicioNoticiasEn breve se reanudarán de urgencia las obras de ampliación del cementerio de Cáceres

En breve se reanudarán de urgencia las obras de ampliación del cementerio de Cáceres

En breve se reanudarán de urgencia las obras de ampliación del cementerio de Cáceres

En las próximas semanas se reanudarán las obras de ampliación del cementerio municipal de Cáceres, que han sido decretadas como de “emergencia” ante la situación de crisis sanitaria por el Covid-19.

En los últimos días se han inhumado 15 cuerpos de fallecidos por coronavirus en la ciudad, de las 69 muertes por diversas causas que se han producido en ldesde que se declaró esta pandemia.

El cementerio municipal cuenta con 19 nichos libres y las obras consistirán en la construcción de 218 nichos nuevos. Han sido adjudicadas de forma directa a la empresa cacereña Daro Royo SL por un importe de 87.042 euros, una cantidad muy inferior al presupuesto con el que contaba este proyecto que se adjudicó en un principio por unos 297.000 euros.

El alcalde de Cáceres, Luis Salaya, ha manifestado que “al ser una obra de emergencia solo actuaremos en la parte que se necesita con cierta urgencia, que es la construcción de los nichos y no se hará nada en los alrededores, ni accesos, ni decoración, sino solo lo básico en esta fase de emergencia”.

Las obras de ampliación del cementerio se encontraban paralizadas desde noviembre por parte de la empresa que las estaba ejecutando. El Ayuntamiento se encuentra a la espera de un informe de la Comisión Jurídica de Extremadura para actuar respecto a la posible resolución del contrato, pero ese documento no acaba de llegar, por lo que el equipo de Gobierno ha actuado de urgencia ante la situación de crisis.

Así, el expediente administrativo con la primera adjudicataria que debía haber realizado la ampliación se resolverá en su momento, pero ahora se pondrán en funcionamiento 218 nuevos nichos para dar uso a las necesidades de la ciudad.

El pasado mes de febrero fue necesario recuperar nichos de hace cien años en el cementerio viejo por la falta de espacio para enterramientos, debido a la paralización de esas obras de ampliación en la zona nueva, que fueron adjudicadas a la empresa Orizontia SL y que estaba ejecutando la subcontrata Aguaema.

Compartir:
Valorar este artículo