Actualizado: 10/12/2019
InicioDestacadosEl hallazgo de más de 200 cuerpos ocultos en el cementerio de Manacor se cierra sin responsables

El hallazgo de más de 200 cuerpos ocultos en el cementerio de Manacor se cierra sin responsables

El hallazgo de más de 200 cuerpos ocultos en el cementerio de Manacor se cierra sin responsables

El hallazgo de cajas repletas de restos humanos junto a 200 cadáveres completos, ocultados en dos salas tapiadas en el cementerio de Son Coletes de Manacor (Mallorca) se cierra sin responsables directos.

El juzgado de instrucción responsable del caso, no ve indicios de delito en las actuaciones posteriores al traslado de los cuerpos a principios de los años 80, aunque sí que fueron incorrectos desde un punto de vista sanitario. En cualquier caso, si hubiera habido algún delito, ya estarían prescritos. Así lo ha hecho saber el juzgado de instrucción responsable del caso.

El razonamiento judicial se basa en que los restos no salieron del recinto y, a pesar de que no se llevaron a un lugar adecuado, la discusión seria si se actuó de mala fe o no.

Tampoco serán citados a declarar ninguno de los antiguos delegados municipales del cementerio ni ningún exalcalde de Manacor desde el año del suceso, a pesar de que cuando se judicializó la causa, se pidió expresamente al consistorio que facilitara un listado con los nombres de estas personas.

El responsable de Cementerios, Carles Grimalt, ha explicado que en estos momentos tanto los servicios jurídicos del Ayuntamiento como el secretario están analizando el expediente de más de 200 folios remitido por el juzgado de instrucción porque hay algunos puntos cuya interpretación puede llevar a confusión.

El descubrimiento se produjo a mediados de agosto cuando dos concejales, Carles Grimalt y Núria Hinojosa, realizaban una visita de rutina por el cementerio para conocer su situación y detectaron que había una sala tapiada y pidieron al responsable de la instalación que la abriera.

En dicha sala encontraron numerosas cajas llenas de huesos, muchas de ellas sin identificar, han informado fuentes municipales, y dado que había otros espacios tapiados, también se abrieron y hallaron otra sala con cadáveres enteros amontonados. El consistorio estima que entre ambas podía haber restos de entre 200 y 300 cadáveres.

El responsable de Cementerios, Carles Grimalt, ha manifestado que ahora los servicios jurídicos del Ayuntamiento y el secretario están analizando el expediente de más de 200 folios que ha remitido el juzgado de instrucción porque existen algunos puntos cuya interpretación puede llevar a confusión. Grimalt, ha declarado que “lo primero que se debe hacer es determinar si el Ayuntamiento es responsable de las actuaciones que se puedan hacer”.

Compartir:
Valorar este artículo