Actualizado: 13/12/2017
InicioArtículosEl duelo: ¿Cómo podemos superar la muerte de un ser querido?

El duelo: ¿Cómo podemos superar la muerte de un ser querido?

El duelo: ¿Cómo podemos superar la muerte de un ser querido?

Vía: American Psychological Association

Superar la muerte de un amigo o de un familiar podría ser uno de los mayores retos a los que podemos enfrentarnos. La muerte de la pareja, un hermano o de un padre puede causar un dolor especialmente profundo. Podemos ver la muerte como una parte natural de la vida, pero aún así, nos puede embargar el golpe y la confusión, lo que puede dar lugar a largos períodos de tristeza y depresión.

Todos reaccionamos de forma diferente ante la muerte y echamos mano de nuestros propios mecanismos para sobrellevar el dolor que conlleva. Las investigaciones indican que el paso del tiempo permite a la mayoría de las personas, recuperarse tras la muerte de un ser querido, siempre que pueda contar con el apoyo de su entorno social y mantener hábitos saludables.

Aceptar la muerte de alguien cercano puede durar meses o hasta un año. No hay una duración “normal” de duelo. Usted no sabe que va a pasar por varias “fases de duelo” -investigaciones recientes han confirmado que la mayoría de las personas no pasan por estas fases de forma progresiva-.

Si usted ha tenido una relación difícil con la persona fallecida, esto puede añadir otra dimensión al proceso de duelo. Podría necesitar reflexionar por algún tiempo antes de lograr mirar la relación con nuevos ojos y acostumbrarse a la falta de esa persona.

Si tenemos en cuenta que la mayoría de nosotros puede superar la muerte de un familiar o persona muy allegada y continuar con nuestras vidas en un periodo relativamente corto, nos daremos cuenta de que los seres humanos, por naturaleza, tenemos una gran capacidad de resiliencia.

RESILIENCIA, en psicología, capacidad que tiene una persona para superar circunstancias traumáticas como la muerte de un ser querido, un accidente, etc.

Pero algunas personas sufren con el duelo más tiempo y se sienten incapaces de llevar a cabo sus actividades cotidianas. Estas personas podrían pasar por lo que se conoce como duelo complicado y les podría beneficiar la ayuda de un profesional de salud mental calificado como un psicólogo que se especialice en el duelo.

¿Cómo continuar con la vida?
 Superar la muerte de un amigo cercano o de un familiar lleva tiempo, pero las investigaciones nos sugieren que esto puede ayudar a alcanzar un renovado sentido de propósito y dirección en la vida.

A las personas que están pasando por el duelo podrían resultarles útiles algunas de estas estrategias para superar está situación:

.-Hable de la muerte de su ser querido con amigos y colegas para poder comprender qué ha sucedido y recordar a su amigo o familiar. Negar que ocurrió conlleva al aislamiento y puede que a la vez, frustre a las personas que forman le apoyan en el duelo.

.-Acepte sus sentimientos. Tras de la muerte de una persona muy querida, se puede experimentar todo tipo de emociones. Es normal sentir tristeza, rabia, frustración y hasta agotamiento.

.-Cuídese tanto a usted como a su familia. Comer bien, hacer ejercicio y descansar le ayudará a superar el día a día y a seguir adelante.

.-Ayude a otras personas que también se encuentran en fase de duelo. Al ayudar a los demás, se sentirá mejor usted también. Compartir anécdotas sobre los difuntos puede ayudar a todos a superar el vacío que les ha dejado.

.-Mantenga las aficiones que tenía la persona fallecida. Usted puede hacer un donativo a la entidad benéfica predilecta del difunto, enmarcar fotos de momentos felices, continuar la colección o la afición que tenía, mantener los, ponerle su nombre a un nuevo bebé o plantar un jardín en su memoria. La elección es suya — sólo usted sabe cuál es la forma más significativa para honrar esa relación que han mantenido.

Si siente que sus emociones lle hacen sentir por o que no puede superarlas, quizás hablar con un profesional de salud mental, cualificado, le puede ayudar para recuperar el rumbo y salir adelante.

Compartir:
Valorar este artículo