Actualizado: 13/12/2017
InicioMedicina ForenseDos sindicatos denuncian las carencias de las instalaciones del CHUO y los riesgos que supone para la salud

Dos sindicatos denuncian las carencias de las instalaciones del CHUO y los riesgos que supone para la salud

Dos sindicatos denuncian las carencias de las instalaciones del CHUO y los riesgos que supone para la salud

Desde hace 12 años las autopsias se realizan en el CHUO, Complexo Hospitalario Universitario de Orense. En el año 2005 la Consellería de Xustiza llegó a un acuerdo con el Sergas para que les cediesen espacios en los hospitales con el fin de que los forenses del Instituto de Medicina Legal (Imelga) pudiesen trabajar en sus salas.

Según UGT la actual instalación tiene numerosas carencias que suponen riesgos para los trabajadores y piden que se haga una evaluación de los mismo. Dos sindicatos han denunciado el estado de las instalaciones. UGT exige una evaluación de riesgos laborales y Alternativas na Xustiza-CUT reclama “una solución urgente para evitar infecciones y riesgos sobre la salud de los trabajadores. Advierten que van a ir a Inspección de Trabajo.

El sindicato dice que la zona de autopsias, ubicada en el sótano del CHUO, está deficientemente ventilada teniendo en cuenta el uso de productos como el formol, y consideran que esta mal aislada de otras dependencias, de modo que “los cadáveres judiciales son introducidos hasta la sala a través de una puerta y un pasillo por el que también entran o circulan productos de uso habitual en el hospital (ropa, material farmacéutico, alimentos) al no disponer de una entrada directa hasta la zona de mortuorio y cámaras de conservación, con el consiguiente riesgo higiénico-sanitario”. No hay luz ni iluminación, ya que las ventanas fueron tapiadas.

Nuevas indicaciones
Desde la delegación de la Xunta en Orense replican que la Consellería de Xustiza está en estos momentos revisando todas las salas gallegas para evaluar precisamente el grado de cumplimiento y adaptación a la nueva normativa que entró en vigor el pasado año. En concreto la instalación ubicada en el CHUO pasó una inspección en 2007 y se subsanaron las carencia detectadas con respecto a normativa en vigor en ese momento.

Compartir:
Valorar este artículo