Actualizado: 04/12/2021
InicioDestacadosLa demagogia de Colau, la actitud pusilánime de los políticos y la indignación de los empresarios funerarios

La demagogia de Colau, la actitud pusilánime de los políticos y la indignación de los empresarios funerarios

La demagogia de Colau, la actitud pusilánime de los políticos y la indignación de los empresarios funerarios

El Ayuntamiento de Barcelona en Comú-PSC han anunciado que van a crear una funeraria municipal y construirán un tanatorio público para conseguir “abaratar los altos precios” de los servicios funerarios en la ciudad y vender el 15 % que poseen de la empresa mixta Serveis Funeraris de Barcelona SFB, (el resto de la participación es de Mémora) y crear una nueva estructura municipal que permitirá reducir los precios de los entierros en un 30%.

El origen de la situación actual de estos servicios funerarios es su privatización, diseñada e impulsada por los partidos que hoy están en el gobierno de la ciudad, Iniciativa por Cataluña Verdes, (ICV y PSC), y la sorpresa es que los mismos responsables de la privatización total de los servicios funerarios de Barcelona ahora concluyan que hay que poner en marcha un nuevo operador público que haga la competencia a los privados.

Los partidos políticos
Al PP de Barcelona le parece bien incrementar la competencia en el ámbito del sector funerario para bajar los precios, pero apostado por hacerlo con “más competencia y menos administración”. Si bien Alberto Fernández Díaz, portavoz del PP de Barcelona, muestra su conformidad con la propuesta de Ada Colau

El grupo de CiU en el Ayuntamiento de Barcelona está dispuesto a “estudiar” la posibilidad de vender las acciones que el consistorio tiene en Servicios Funerarios de Barcelona (SFB) y crear una funeraria municipal “si se confirma que puede servir para reducir precios”, según han indicado en un comunicado. CiU ha avisado de que no “tolerará rebajar la calidad, que entren en el mercado de empresas irregulares o incumplir los compromisos de inversión y de mantenimiento de la plantilla de Servicios Funerarios”.

En Barcelona son tres las empresas que ofrecen servicios funerarios, Áltima, Mémora e Interfunerarias (un operador).

Empresarios funerarios 
Juan Jesús Domingo, consejero delegado de Mémora, ha manifestado que, “si el objetivo es rebajar el precio de los servicios funerarios, el consistorio podría empezar por Cementiris de Barcelona”.

Áltima servicios funerarios, considera que la propuesta del Ayuntamiento de Barcelona, para abaratar los entierros, según en un 30 % es “una competencia desleal” y la puerta de entrada a “empresas oportunistas”, ya que consideran que esta decisión municipal no es necesaria en un sector liberalizado como es el funerario desde 1996.

Comité de empresa
El comité de empresa de Serveis Funeraris de Barcelona (SFB) ha expresado su “temor e inquietud” por el anuncio del ayuntamiento por vender las acciones que posee de esta empresa  SFB y crear una funeraria municipal. “Tememos por los puestos de trabajo que pudieran perderse”.

La Síndica se felicita por la propuesta
La Síndica de Greuges de Barcelona, Maria Assumpció Vilà, se ha felicitado por el anuncio municipal y ha recordado que a finales de año ya advirtió en un informe al gobierno de Ada Colau el coste de los servicios funerarios en la ciudad y la desactualización de las ordenanzas. La defensora pidió que se modificara la normativa para propiciar la entrada al mercado de nuevas empresas operadoras, en sintonía con la regulación europea y catalana, así como mejorar las inspecciones y la información a la ciudadanía.

Compartir:
Valorar este artículo