Actualizado: 14/11/2018
InicioInternacionalEl Cementerio de Woodlawn quiere formar a los jóvenes en la conservación de monumentos y mausoleos

El Cementerio de Woodlawn quiere formar a los jóvenes en la conservación de monumentos y mausoleos

El Cementerio de Woodlawn quiere formar a los jóvenes en la conservación de monumentos y mausoleos

Vía: El diariony

El histórico Cementerio Woodlawn en la ciudad de Nueva York (Estados Unidos), inició un programa en 2015 para capacitar jóvenes en la interesante y loable faena de la conservación y preservación de los monumentos y mausoleos. Ellos reciben certificaciones y pueden empezar una carrera en este campo

Varios jóvenes trabajan en el cementerio que les permite tener un trabajo digno donde ganarse la vida siendo tan jóvenes, y ven en ello el inicio de una verdadera profesión.

Alguno de ellos están graduándose y al aplicar el programa de conservación en el histórico Cementerio Woodlawn les da una mayor experiencia y conocimiento. El programa dura nueve semanas, y les enseñan, ente otros, a documentar los monumentos, identificarlos y usar las herramientas de trabajo necesarias en cada caso.

Estos muchachos forman parte de un grupo de 16 entre los 18 y 24 años, que fueron seleccionados para participar en la inauguración del programa de capacitación para la preservación de monumentos del cementerio.

El programa de capacitación da una doble ganancia: Woodlawn está tomando pasos para preservar sus mausoleos, monumentos y esculturas para las futuras generaciones y los jóvenes becarios tienen la oportunidad de comenzar una profesión de por vida en este campo. El cementerio histórico tiene la más fina colección de arte funerario del todo Estados Unidos.

Fundado en 1863, el Cementerio Woodlawn tiene 160 hectáreas y más de 300.000 personas enterradas. Fue designado como Monumento Histórico Nacional en 2011 por el Servicio de Parques Nacionales. Su gran valor radica no solo en la cantidad de personalidades que allí descansan para la eternidad sino la rica colección de arte funerario que posee.

Cuenta Alejandro que preservar los monumentos no solo implica limpiarlos de maleza, sino reparar y prevenir los daños causados por las inclemencias del tiempo y restaurar los materiales originales con los que fueron tanto las estructuras como las esculturas.

Compartir:
Valorar este artículo