Actualizado: 26/11/2021
InicioNoticiasLa Comunidad de Montes de Rubiáns construirá el primer cementerio civil de Galicia

La Comunidad de Montes de Rubiáns construirá el primer cementerio civil de Galicia

La Comunidad de Montes de Rubiáns construirá el primer cementerio civil de Galicia

Vía: Susana Luaña / La voz

Los vecinos de Rubiáns (provincia de Pontevedra) carecen de espacio en el cementerio para enterrar a sus seres queridos, dado que el parroquial no dispone de espacio material ni para una sola tumba más. Por eso hace ya 17 años que se creó una comisión para ampliar el camposanto, pero sus gestiones no llegaron a buen puerto y ahora es la comunidad de montes la que se ha puesto manos a la obra con la compra de una parcela de 1.800 metros cuadrados anexa al viejo cementerio y por la que tuvieron que desembolsar 88.000 euros.

Hace un año que la entidad negocia con la Iglesia para cumplimentar los trámites a los que obliga la ley, pero las conversaciones con el ecónomo de la diócesis, Crisanto Rial, no dieron los resultados apetecidos. Aunque hubo otros desencuentros, Xurxo Abuín destaca el hecho de que el religioso no estaba de acuerdo en que los vecinos no pudiesen construir mausoleos si así lo querían.

«Porque esa esta es nuestra intención -subrayó el representante de la comunidad de montes-; nosotros queremos un cementerio igualitario en el que todos los panteones sean iguales, sin mausoleos; luego se cada vecino quiere ponerle una cruz, podrá hacerlo». Finalmente descubrieron un cambio en la normativa que permite la promoción de cementerios privados, por lo que la propia comunidad decidió ponerse manos a la obra al margen de la Iglesia.

Según Abuín, ya solo les queda hacer algunas modificaciones en el proyecto y que el Concello les dé licencia. Es muy necesario, porque ya se da el caso de tener al padre enterrado en el cementerio de Rubiáns y tener que enterrar a la madre en el de Cea». De momento se levantarán 50 panteones, pero y se sabe que van a ser insuficientes, por lo que posiblemente habrá una segunda fase.

Compartir:
Valorar este artículo