Actualizado: 29/07/2021
InicioNoticiasLos vecinos de Ribadavia contrarios a la ubicación de un tanatorio-velatorio en su barrio

Los vecinos de Ribadavia contrarios a la ubicación de un tanatorio-velatorio en su barrio

Los vecinos de Ribadavia contrarios a la ubicación de un tanatorio-velatorio en su barrio

Vía: Fina Ulloa / La Voz

Las obras de acondicionamiento de un establecimiento funerario en el casco urbano de Ribadavia (provincia de Orense) está generando malestar entre los vecinos del barrio en el que se ubica, que consideran que el lugar no es el más apropiado. Los habitantes de la zona no niegan que no les agrada un negocio de ese tipo a las puertas de su casa, pero aseguran que además no es el lugar idóneo por otras razones.

Aluden, por ejemplo, al caos circulatorio que se originará ya que el futuro tanatorio -ellos aseguran que ese es el tipo de servicio que se abrirá- no dispone de zona propia de aparcamiento para acoger los vehículos de visitas y familiares, además de los que tengan que transportar el cadáver y las flores. “Da directamente a la calle principal, en una zona en la que ya tenemos muchos problemas», matizan aludiendo a la proximidad de la Casa da Cultura, Correos, Policía Local y otras dependencias públicas.

Además «al colocarse aquí los puestos de los vendedores los días de feria y atracciones en las fiestas»,añaden; y se preguntan qué harán los responsables municipales cuando lleguen esas jornadas y haya que buscar soluciones para compaginar dos sentimientos tan contrapuestos como el del normal sentimiento de pena y luto de las familias con el jolgorio del entorno.

Los vecinos recriminan a los responsables municipales la falta de respuesta a los escritos que han enviado para argumentar su rechazo a la instalación en pleno casco urbano y ponen en duda que cuente con los permisos e informes necesarios. Algo que el alcalde de Ribadavia, Ignacio Gómez, confirmaba. Según narra, tras la primera solicitud, en octubre del 2014, para acondicionar el bajo, los promotores presentaron el preceptivo proyecto de comunicación de obra, que fue aprobado el 17 de julio pasado.

El regidor asegura que comprende que haya vecinos a los que pueda no agradar una instalación funeraria cerca de su casa «pero yo no puedo impedir el establecimiento de ningún negocio que cumpla con la legalidad y con los requisitos que marca a normativa que le corresponda, solo porque no me guste; porque estaría cometiendo un delito. De momento, cumplen con lo que tramitaron».

Ignacio Gómez dice que el establecimiento «no es un tanatorio, sino un velatorio, que es muy distinto» y asegura que el Concello ni siquiera dará el visto bueno a la obra «porque eso tiene que supervisarlo Sanidad».

Compartir:
Valorar este artículo