Actualizado: 29/07/2021
InicioNoticiasAyuntamiento de Vigo abonará a una mujer 18.400 euros por romperse el tobillo en el cementero de Puxeiros

Ayuntamiento de Vigo abonará a una mujer 18.400 euros por romperse el tobillo en el cementero de Puxeiros

Ayuntamiento de Vigo abonará a una mujer 18.400 euros por romperse el tobillo en el cementero de Puxeiros

Vía: La Voz

El Ayuntamiento de Vigo deberá indemnizar con 18.420 euros a una mujer de 69 años que sufrió una caída y se rompió un pie en el cementerio municipal de Puxeiros. El juzgado de lo contencioso administrativo número 1 de Vigo ha condenado a la administración local al considerar acreditada la lesión que sufrió Concepción P.B. sin tener la culpa y achacable a una falta de conservación del recinto mortuorio.

Los hechos sucedieron el 13 de octubre de 2012 cuando esta vecina de Vigo caminaba junto con su marido por una de las aceras adosadas a los nichos. Habían acudido para visitar a un familiar y, al llegar a una rampa, la mujer introdujo un pie en una zona arenosa, que se hundió varios centímetros, lo que provocó que perdiera el equilibrio y se cayera al suelo. Los hechos fueron presenciados por una operaria del cementerio, que se encontraba trabajando y acudió a auxiliar a la víctima del accidente, que se encontraba muy dolorida después de haberse dado el trompazo contra el suelo.

La mujer acudió inmediatamente a urgencias del Hospital Xeral por sus propios medios, donde le diagnosticaron un esguince de tobillo izquierdo y la fractura del peroné derecho. La mujer tuvo que ser escayolada y después tuvo que acudir a varias sesiones de rehabilitación. Tardó un total de 332 días en curarse y, como secuelas, le quedaron un dolor residual en el tobillo izquierdo, una inflamación en el derecho, artrosis incipiente y una limitación funcional para caminar trayectos largos o permanecer mucho tiempo de pie.

El juez considera en la sentencia que la lesión que sufrió la mujer está debidamente acreditada y que además es evaluable económicamente. El dato de que la caída fue cierta se revela no solo a partir de la versión de la propia lesionada, sino también a través de la declaración de la testigo que, aunque no vio directamente la caída, sí la auxilió inmediatamente después, ayudándola a reincorporarse.

El fallo considera que existió una «actuación negligente» del Ayuntamiento por un defectuoso estado de conservación del espacio que estaba habilitado para los visitantes del cementerio, «que se reveló inseguro y peligroso para la integridad física de estos», asevera el magistrado.

Compartir:
Valorar este artículo