Actualizado: 09/04/2020
InicioEmpresasNace la primera empresa dedicada a organizar funerales laicos en la provincia de Málaga

Nace la primera empresa dedicada a organizar funerales laicos en la provincia de Málaga

Nace la primera empresa dedicada a organizar funerales laicos en la provincia de Málaga

Vía: Diario Sur

Nace una empresa pionera malagueña dedicada en exclusiva a la organización de actos laicos en la provincia de Málaga que nació hace unos meses de la mano de una doctora en Filología Hispánica, un ingeniero y una licenciada en Arte Dramático.

Estos tres jóvenes pretenden llenar un «vacío» y ofrecer una alternativa a aquellas familias que no son católicas pero quieren despedir al fallecido con algo más que un simple velatorio, como explica una de las socias, Patricia Martín. «Nuestro objetivo es preparar estos homenajes y que los familiares no tengan que preocuparse de ningún detalle», señala esta malagueña, encargada de dar voz a las lecturas.

Para que la ceremonia sea lo más personalizada posible, se entrevistan previamente con los allegados para conocer más en profundidad al difunto y elaborar un texto acorde a su persona. Además, amigos, padres, hijos y demás pueden participar activamente leyendo una carta de despedida o dedicando unas palabras.

Se trata, en todo caso, de adaptar el acto a los gustos y preferencias del fallecido y de sus familiares, por lo que están abiertos también a elaborar vídeos de homenaje e incluso están estudiando la posibilidad de formar parte de ceremonias religiosas si así lo deseara el cliente.

A raíz del fallecimiento de un familiar cercano se les encendió la bombilla. El difunto no era creyente y sus allegados tuvieron que resignarse a celebrar un funeral religioso, ya que querían despedirlo con alguna ceremonia. Después de ese, los tres emprendedores conocieron otros casos similares y se pusieron a investigar el mercado. «Vimos que había un vacío muy importante, que la alternativa era quedarse en la sala velatorio hasta el entierro; tal vez alguien puede leer algo, pero los españoles no tenemos mucha cultura de leer en público», explica Martín.

La primera ceremonia

Rápidamente examinaron qué se hace en otros países, aunque aclaran que no pretenden imitar el estilo anglosajón «porque creemos que cada cultura es distinta y en cada país hay unas necesidades». «Lo que queremos es dar una oportunidad a la sociedad laica para poder despedir a un ser querido con una preciosa ceremonia», apunta.

Esta tiene una duración de unos 20 minutos y su coste, aunque prefieren no desvelarlo, afirman que es similar al de una misa. Tras firmar un convenio de colaboración con el Parque Cementerio de Málaga (Parcemasa), hace unas semanas celebraron allí su primera ceremonia.

 

Compartir:
Valorar este artículo