Actualizado: 23/06/2021
InicioNoticiasProfanan 100 tumbas en un cementerio cristiano de la ciudad de Tánger (Marruecos)

Profanan 100 tumbas en un cementerio cristiano de la ciudad de Tánger (Marruecos)

Profanan 100 tumbas en un cementerio cristiano de la ciudad de Tánger (Marruecos)

La pasada semana cerca de 100 nichos fueron profanados en un cementerio cristiano de la ciudad de Tánger (Marruecos). Rompieron las entradas a los nichos, robaron el mármol que los cerraba y destruyeron los muros protectores accediendo a las tumbas, abriendo y robando en muchas de ellas.

Tumbas y sarcófagos abiertos, rotos y vacíos fue la imagen que se llevaron quienes fueron a visitar a sus familiares aquel día. A las 11:00 comenzó un acto de desagravio y oración por el eterno  descanso de los que allí yacen. Al acto acudió el obispo de Tánger (ciudad del norte de Marruecos) Monseñor Santiago Agrelo, el párroco de la Catedral Padre Martin y numerosas religiosas de varias congregaciones. También el Cónsul de España en Tánger,  José de Carvajal Salido, el presidente de la Cámara de Comercio y otras personalidades.

También asistieron  numerosos residentes de origen español y francés que tienen a familiares y amigos enterrados en este cementerio. En el acto el Obispo insistió en que desde que conoció los actos vandálicos, no ha querido calificarlos de “profanación” pues esto implica la voluntad intrínseca de hacer daño a bienes o personas de otra religión, y no quiere “alimentar enemistades religiosas”. Asimismo, el clérigo aseguró que reza por el eterno descanso de los muertos y por las personas que han realizado ese horrible acto.

Tras la independencia de Tánger, el cementerio judío pasó a quedar en propiedad de la comunidad judía, también el cementerio ingles. Pero el cementerio católico donde hay multitud de nacionalidades quedó bajo propiedad de la ciudad de Tánger, por lo  que el mantenimiento y guarda de éste depende de las autoridades tangerinas.

Respecto a las teorías sobre qué ha podido motivar tal vandalismo, el cementerio se encuentra junto a un barrio muy problemático, y no existe vallado que lo separe. Eso sumado al hecho de que el único guarda tiene una edad muy avanzada habría facilitado que se dieran este tipo de robos, sobre todo en las zonas más  alejadas de la casa del guarda.

Compartir:
Valorar este artículo