Actualizado: 17/11/2018
InicioNoticiasEl futuro cementerio de Talavera de la Reina se construirá sobre un terreno municipal de 11 hectáreas

El futuro cementerio de Talavera de la Reina se construirá sobre un terreno municipal de 11 hectáreas

El futuro cementerio de Talavera de la Reina se construirá sobre un terreno municipal de 11 hectáreas

Vía: Tribuna de Toledo

El futuro cementerio de Talavera de la Reina (provincia de Toledo) se ubicará en un terreno municipal de 11 hectáreas a uno de los lados de la N-502 o carretera de Alcaudete y contará con una inversión cercana a los 13 millones de euros. El concejal responsable del camposanto, Roberto González, explicó a La Tribuna de Toledo, que el anteproyecto presentado por la empresa Granitos y Mármoles Granero S.A. contempla la construcción del complejo en cuatro fases, a realizar según lo requiera la necesidad y atendiendo a la gran superficie de la parcela ya que triplicaría el camposanto actual.

Esta primera parte agruparía 1.500 unidades de enterramiento junto a algunos servicios esenciales como la capilla y el crematorio. No obstante, la propuesta aún puede sufrir modificaciones ya que el proyecto debe ser consensuado con los ciudadanos y salir posteriormente a licitación.
 La empresa Mármoles Granero ha iniciado el expediente gracias a la presentación de su propuesta aunque puede que finalmente no sea ella quien realice y gestione el camposanto.

Su propuesta inicia los trámites según la Ley de Contratos del Sector Público que recoge la posibilidad de iniciar un expediente a partir de una iniciativa privada, pero posteriormente será el Ayuntamiento el que convoque el concurso por el que se adjudicará tanto la obra como la gestión público-privada. Este sistema además, añadió González, «le resulta totalmente gratuito al Ayuntamiento» ya que se ahorran los gastos de elaboración del proyecto.

El concejal explicó que, si finalmente esta firma no resulta adjudicataria de los trabajos y gestión del cementerio, la empresa que sí lo sea deberá abonarle los gastos ocasionados por el estudio, precio que pondrá el Consistorio evitando así que la primera incremente demasiado su valor. 
En estos momentos, y tras solicitar el Ayuntamiento más información de esta propuesta a la empresa conquense, González explicó que han concedido el permiso para que la firma lleve a cabo sobre el terreno un estudio hidrogeológico y geológico para comprobar la capa freática y el estado del suelo, con lo que posteriormente completarán el anteproyecto presentado.

El concejal Roberto González indicó que en estos momentos la construcción del nuevo camposanto es una «necesidad imperiosa» de la ciudad ante la saturación del actual. No obstante, el proyecto para construir el nuevo complejo funerario ya se inició en 2010, aunque el anterior equipo de Gobierno Socialista «lo paralizó por su coste ya que ascendía a 24,2 millones de euros, el doble de lo que va a costar ahora; no obstante, el Ayuntamiento no está para gastar ninguna de esas dos cantidades», añadió.

El anteproyecto con el que trabaja ahora el concejal se construirá sobre un terreno de propiedad municipal que costó 753.000 euros en 2010 y que está ubicado a la izquierda de la N-502 dirección a Alcaudete, a unos cuatro kilómetros de la ciudad. El terreno no está situado junto a la carretera sino que para llegar será necesario hacerlo por un camino de unos tres kilómetros de largo que dejará el cementerio lejos de la vista de la ciudad.

La primera fase de la obra estará construida sobre unas 3 hectáreas. Así, el largo paseo de la entrada rematará en una plaza circular a cuyos lados se ubican, a la derecha, unas 300 plazas de aparcamiento mientras que al otro lado se encuentra, entre otras cosas, un parque biosaludable para el entretenimiento durante las visitas al camposanto.

Continuando por la primera fase, se recogen unas 1.500 unidades de enterramiento en nichos y fosas además de un completo área de infraestructuras esenciales en este tipo de edificaciones, entre ellas la capilla, el crematorio, las salas de velatorio, una sala multiconfesional y sala de autopsias. Asimismo, en esta zona se reserva un espacio para unos 20 panteones.
 La segunda fase contaría con otros 2.000 enterramientos, cafetería, administración, floristería o recepción.

La tercera y cuarta fase se plantearían a largo plazo y contarían con una segunda capilla en el otro lado del cementerio, además de la mayor parte de las unidades de enterramiento, con 8.000 en cada una de ellas.
 En total, unas 20.000 unidades de enterramiento que pueden suponer alrededor de 60.000 entierros al acoger muchas de ellas varios cuerpos.

 

Compartir:
Valorar este artículo