Actualizado: 15/11/2018
InicioNoticiasLa plataforma “Non Crematorios Pontevedra Leste” busca apoyos políticos

La plataforma “Non Crematorios Pontevedra Leste” busca apoyos políticos

La plataforma “Non Crematorios Pontevedra Leste” busca apoyos políticos

Tras su constitución formal hace unos días, la plataforma “Non Crematorios Pontevedra Leste” ha comenzado los contactos con los grupos políticos para recabar apoyos en su campaña para evitar que se construyan instalaciones de este tipo en el entorno de San Mauro, especialmente el que promueve Funespaña detrás del cementerio y que está mejor colocado para obtener la licencia municipal.

La primera de las reuniones se celebró el jueves con el PP, el único grupo municipal que, a priori, comparte plenamente la postura vecinal en contra de esa ubicación al exigir que, al menos, se distancian 500 metros de cualquier zona residencial.

El portavoz del PP, Jacobo Moreira sostiene que los terrenos elegidos por Funespaña, pese a estar calificados de rústicos, “se pueden considerar urbanos al estar al lado de viviendas”, por lo que denuncia que “lo que no vale para Arzobispo Malvar si vale para A Parda”, en referencia a las normas urbanísticas que acaba de aprobar el Concello que impedirían un crematorio en el casco viejo pero abren la puerta al de Funespaña. Estas normas tampoco admiten esta instalación en el actual tanatorio de San Marcos en San Mauro.

Los vecinos sostienen que además del PP han cursado solicitudes de reunión con el BNG y el PSOE, si bien el concejal socialista Antón Louro, cuyo departamento de Urbanismo es el que impulsó esta nueva regulación municipal, aseguró ayer que aún no había recibido esa petición. Eso sí, dejó claro que está “abierto a explicar y atender a los vecinos”.

La plataforma insiste en que este tipo de servicios funerarios debe instalarse lejos de las áreas residenciales y reprocha que se establezca un límite de 50 metros que parece “a la carta”. Los afectados apelan a la posible contaminación ambiental que pueda generar la cremación y muestran sus dudas sobre la normativa elegida por el Concello por lo que anuncian una oleada de alegaciones una vez que comience su exposición al público.

Compartir:
Valorar este artículo