Actualizado: 10/12/2018
InicioNoticiasCambian el nombre del cementerio municipal de Granadilla, pasa a denominarse “Cementerio de Santa Isabel”

Cambian el nombre del cementerio municipal de Granadilla, pasa a denominarse “Cementerio de Santa Isabel”

Cambian el nombre del cementerio municipal de Granadilla, pasa a denominarse “Cementerio de Santa Isabel”

Vía: Canarias ahora

El cementerio de Granadilla de Abona (Santa Cruz de Tenerife) acogió el pasado viernes 1 de noviembre un pequeño acto de nombramiento del campo santo, que pasa a denominarse a partir de ahora ‘Cementerio Civil de Santa Isabel. La celebración contó con la presencia del alcalde, Jaime González Cejas; el párroco, Jesús Pérez Báez; representantes del gobierno municipal y numeroso público.

El regente local explicó la nueva nominación del lugar y aludió a que la tradición cristiana tiene por costumbre nominar a los lugares de enterramiento con el santo del primer inhumado; también comentó que se sigue conservando el topónimo del lugar ‘Acojeja’, nombre que merece conservarse al formar parte de nuestra costumbre y tradición. En este sentido, trasladó su agradecimiento al cronista, Emiliano Guillén, por sus investigaciones y estudio de los archivos y de los registros de bautismo y defunciones, que reflejan de un modo u otro parte de la historia de la sociedad granadillera.

Emiliano Guillén rescató de dichos registros, en concreto en el signado con el Nº 4.Folio 102 vuelto, que la primera persona sepultada en ese nuevo y santo lugar llevaba por nombre Isabel. La tradición cristiana tiene por piadosa costumbre la de nominar a los nuevos lugares de enterramiento con el apelativo correspondiente al nombre del santo que ostenta el primer inhumado en él.

En este caso, el sagrado recinto queda entonces bajo la advocación de Santa Isabel; y como no es deseable perder el actual topónimo que lo refiere por tratarse de un vocablo que nos viene de nuestra ancestral cultura, se llamaría  ‘Cementerio Civil de Santa Isabel. Acojeja’.

De esta forma, se respeta la tradición cristiana y, al mismo tiempo, se preserva el topónimo tradicional que resalta cualidades de la montaña “lugar alto e idóneo para el pastoreo”, de origen guanche, con el que siempre se ha denominado al paraje donde se ubica el cementerio.

Compartir:
Valorar este artículo